Conoce el rostro oculto que fija la tasa del dólar en Las Pulgas

Conoce el rostro oculto que fija la tasa del dólar en Las Pulgas: el monstruo que asfixia la economía formal

Foto: David Moreno

«La pulverización del poder adquisitivo del bolívar, la gente recurre al dólar como moneda de transacción»

«Si necesito efectivo me voy para Las Pulgas, cambio los dólares un poquito más bajo, pero me dan más que en el banco», exclama una habitante de Maracaibo, en una cola del banco. La escasez de efectivo en la ciudad ha hecho que los maracaiberos se dirijan hasta el centro para cambiar los dólares que han reunido y así poder conseguir un poco de efectivo que luego gastarán en el mismo mercado para las compras de la semana.

Debido a la poca circulación de bolívares en efectivo en la ciudad, los habitantes han optado por reunir dólares que compran a través de transferencias bancarias, para agilizar sus trámites de compra o cambiarlos por la moneda nacional en físico. La mayoría de las personas llega al Mercado popular de Las Pulgas en busca de comida, medicinas e irónicamente: efectivo.

Anteriormente, los cambistas ofrecían su negocio disfrazado desde la clandestinidad de los oscuros pasillos del mercado, ahora están casi «legalizados» ante la vista de los oficiales de seguridad que vigilan las instalaciones, pues desde el semáforo de Plaza Lago hasta el estacionamiento del Unicentro Las Pulgas, los mesistas y vendedores ambulantes se apostan en plena avenida Libertador agitando su abanico de billetes, gritando «¡peso, dólar!» advierten su estatus de casa de cambio popular en el casco central.

Al ser un comercio ilícito, se podría pensar que cada cambista opera por su propia cuenta, y calcula el valor al azar, pero no, la red de cambiantes de moneda extranjera en Maracaibo, es tan grande que existe una organización de comerciantes que definen la tasación del día, para evitar fraudes y regular de cierta manera el mercado cambiario informal, asegura una fuente ligada a esta economía informal.

El valor cambiario varía según los métodos de pago, si se compran por vía web, los comerciantes se rigen por páginas web especializadas que monitorean los cambios en el precio de la moneda extranjera, mientras que si la compra se hace en efectivo, el valor que le dan a la divisa es mucho más bajo. En Las Pulgas, el dólar se posiciona sobre el bolívar para mover el sistema económico de la ciudad.

En este sentido, el valor cambiario establecido por «el Banco Central de las Pulgas» se toma como referencia para las compras futuras de los maracaiberos. Incluso, para la venta interpersonal de dólares en efectivo. Es común, de hecho, observar colas en establecimientos reconocidos para comprar con divisas cualquier tipo de producto: ropa, calzado, medicinas, cortes de cabello, incluso; hasta una empanada.

El economista Edison Morales, comenta que este fenómeno se debe a que «ante la pulverización del poder adquisitivo del bolívar, la gente recurre al dólar como moneda de transacción o de intercambio para preservar el poder de compra».

Del mismo modo, el presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo (CCM); Ezio Angelini, explicó que en el informe del mes de Julio realizado por la CCM se determinó que el 95 % de la economía de la ciudad, es operada con tasa de cambio no oficial,es decir, que la mayoría de las transacciones que se hacen en la ciudad, se efectúan con el valor de la moneda extranjera basada por el dólar paralelo.

Por otra parte, Morales, explicó que la baja capacidad que tiene el Banco Central de Venezuela (BCV) para proporcionar dinero en efectivo en la ciudad es otro de los factores que influyen en la dinámica cambiaria, pues, la entidad bancaria solo mueve el 1,5 % de la liquidez monetaria. Sin embargo, destacó que esta es una estrategia del BCV para evitar que el efectivo sea utilizado para la compra de divisas en el mercado paralelo.

Además de esta medida, el BCV tiene una tasa establecida para la realización de operaciones bancarias dentro del territorio nacional, sin embargo, está desplazada por la del mercado negro, aunque la diferencia del valor entre ambos es mínima, el especialista en economía expresó que los mecanismos para adquirir la divisa de forma legar es muy tardío y los comerciantes prefieren comprarlo un poco más caro a los vendedores informales, en este sentido, la demanda de los billetes verdes es mas fuerte y eso hace que aumente su valor. Es por eso que cada vez es mayor el flujo de moneda extranjera para la compra de casi todo lo que se vende en la ciudad.

 

Any Vargas/ Pasante

Noticia al Día

No olvides compartir en >>