Conmemoramos 174 años de la muerte del General Rafael Urdaneta

Conmemoramos 174 años de la muerte del General Rafael Urdaneta

 

 

 

Rafael José Urdaneta Farías (El Carmelo, La Cañada, Estado Zulia, Capitanía General de Venezuela, 24 de octubre de 1788 – París, Francia, 23 de agosto de 1845) fue un militar y político venezolano, prócer de la independencia de Venezuela, el «más leal de todos los leales a Simón Bolívar» y el último presidente de la Gran Colombia.

Rafael Urdaneta fue hijo del matrimonio conformado por Miguel Jerónimo Urdaneta Barrenechea y Troconis y María Alejandrina Farías Jiménez de Urdaneta, ambos de ascendenciaespañola.

Estudió sus primeras letras en su tierra natal; luego ingresó al Seminario de Caracas donde cursó Latinidad. Regresó a su ciudad natal en 1799, donde estudió Filosofía en el convento franciscano. Con el fin de ampliar su formación intelectual, viajó aSanta Fé de Bogotá en 1804, llamado por su tío Martín de Urdaneta y Troconis, quien desempeñaba el empleo de contador mayor del Tribunal de Cuentas de la Real Audiencia de Santa Fé de Bogotá.

En Santa Fé estudió en el Colegio de San Bartolomé y fue nombrado Oficial Tercero del Tribunal, responsable por los pagos a las tropas del Virreinato de Nueva Granada. Allí también adquirió experiencia en la administración de personal militar. Por su desempeño, recibió las felicitaciones de la Junta de la Real de Hacienda del Virreinato de la Nueva Granada.

Al salir desterrado de Colombia en 1831, el General Paez le cerraría las puertas a Urdaneta en Venezuela ya que había sido uno de los más fieles seguidores de Simon Bolivar, y por lo tanto adversario de la idelogia de Paez. En 1832, después de haber perdido su fortuna en el exilio, se le permitiría vivir en la provincia de Coro. Allí tuvo la satisfacción de que se le eligiese representante al Congreso. Fue Ministro en el Gabinete del presidente Carlos Soublette. Cumpliría comisión enAngostura a la muerte de Tomás de Heres. Su última actuación como político la realizó en 1845, cuando fue nombrado ministro plenipotenciario y enviado extraordinario de Venezuela ante el gobierno de España para entregar las ratificaciones del Tratado de Reconocimiento, de Paz y Amistad, celebrado en Madrid el 30 de marzo de ese año y aprobado por las cámaras del Congreso de Venezuela. Durante el viaje cayó enfermo y se sometió a un examen médico durante una escala enLondres. Los médicos recomendaron una intervención quirúrgica que Urdaneta aplazó para terminar su misión, pero a su llegada a París se agravó, y después de varios días en cama falleció el 23 de agosto de 1845.

La integridad moral de Urdaneta llegó al punto de que al morir, a pesar de que como él mismo decía, dejaba como testamento una viuda y once hijos en la mayor miseria; pidió a uno de sus hijos que le acompañaba que devolviera al Tesoro Público los viáticos que no habría de utilizar si fallecía antes de concluir el viaje.

Wikipedia

23 de agosto de 1845: fallecimiento del General Rafael Urdaneta. En París, Francia fallece este invalorable general de la Patria Grande, nacido en Maracaibo el 24 de octubre de 1788. Rafael Urdaneta ha sido considerado uno de los más esclarecidos hombres de nuestra independencia; al igual que el más leal entre los leales, y comprometido con el ideal de lucha libertaria. En su entrega a la patria se le valora su capacidad militar, estratégica, diplomática y política, llegando a ser el último presidente de Colombia, la Grande.

 

En 1943 por decisión del Presidente Carlos Soublette, ocupa el cargo de Secretario de Guerra y Marina en Venezuela, y en junio del mismo año se le designa Ministro Plenipotenciario ante el gobierno español para ratificar el Tratado reconocimiento, Paz y Amistad entre la república de Venezuela y el reino de España. Por lo que debe viajar a España, a su paso por París, sus viejas dolencias se agravan y debe ser internado en un hospital parisino donde fallece al lado de dos de sus hijos que le acompañaban.

 

Urdaneta formó junto al Gran Mariscal Antonio José de Sucre la llave de la lealtad, la honestidad a Bolívar. El Libertador lo consideraba como el más constante y sereno General de su ejército. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 16 de mayo de 1876.

 

No olvides compartir en >>