Como el Santo Grial, zulianos buscan aguas subterráneas

Como el Santo Grial, zulianos buscan aguas subterráneas

Los zulianos enfrentan retos todos los días; entre la dificultad para obtener efectivo, precios elevados y racionamiento eléctrico, también se encuentra la falta de agua, que les ha llevado a acudir a pozos subterráneos o artesanales, para encontrar el vital líquido.

Los pozos de aguas artesanales se han hecho populares especialmente en los sectores que tienen más dificultades para obtener agua. Los camiones cisternas parecen un mito en ciertos lugares, al crecer la demanda de agua en la ciudad, éstos suelen dirigirse a zonas privilegiadas que estén dispuestos a pagar más por una pipa.

Existen lugares en la ciudad donde el agua no llega, donde vecinos tienen meses sin ver gotear las tuberías. Es allí donde los pozos de agua que parecen una fuente inagotable tienen un rol fundamental en la vida de los ciudadanos.

El suelo es permeable, por lo que absorbe los líquidos. El agua que absorbe el suelo se conoce como acuíferos, que son las aguas subterráneas. Cuando un lugar ya no tiene agua superficial (mares, ríos, lagos) muchas veces acuden a los acuíferos para obtenerla, como en el caso de Arabia Saudí.

Los acuíferos pueden encontrarse aproximadamente a partir de 200 metros bajo el suelo. Los pozos que se encuentran en las casas, generalmente tienen entre 7 a 15 metros de profundidad y obtienen su agua de venas de los acuíferos.

En Maracaibo, el agua de los pozos sueles ser salobre, vecinos del sector La Pomona dicen sentirse «más salados que la Sirenita»: «esa agua no baña a nadie, te la echas y parece agua impermeable».

Parecido a quien descubre petróleo se sienten los zulianos al encontrar agua bajo el suelo de sus casas. Tras un proceso de sondeo eléctrico vertical (que se encarga de localizar la vena de agua), se procede a la excavación del pozo.

No obstante, el proceso de sondeo eléctrico vertical, no determina si el agua es potable, para ello es necesario llevar una muestra del agua a un laboratorio especializado. En Maracaibo, Hidrolago al igual que el ICLAM cuentan con laboratorios especializados en ese tipo de estudios.

Juan Rudiño, analista de la Gerencia de Ingeniera de Hidrolago, en entrevista con Noticia al Día, nos comentó que “en Maracaibo, aproximadamente en una cuota a 20 metros sobre el Lago, el agua no es apta para el consumo”, entre más cercanía al Lago tenga el lugar del pozo, menos posibilidades tiene de contener agua potable.

También mencionó la importancia de comprobar el estado del agua, haciendo hincapié en el caso de la aguada cercana a Abadía las Mercedes, que antes era potable y ya no.

Rudiño recomienda para el tratamiento del agua en casa, aplicar la cantidad de una tapa de refresco en cloro por cada 220 litros (equivalentes a una pipa), también pueden usarse pastillas de cloro, para luego dejar reposar el agua aproximadamente por una hora.

 

Irene Lugo/Pasante

Fotos: Irene Lugo

Noticia al Día

No olvides compartir en >>