Comercios informales surgen como sustento de los maracaiberos ante la asfixia de las empresas privadas

Comercios informales surgen como sustento de los maracaiberos ante la asfixia de las empresas privadas

Foto: Noticia al Día

Los comercios informales se han convertido en el sustento familiar de muchos ante la lamentable situación, sin embargo, el auge de estos «emprendimientos» ha sofocado a aquellos establecimiento legalmente constituidos que intentan sobrevivir en medio del caos.

El sistema económico maracaibero se ha fracturado; los comercios han tenido que bajar sus santa marías permanentemente por no poder mantenerse activos y la evidente proliferación de las denominadas tienditas que con nombre de «inversiones» se han adueñado de los barrios y avenidas, han dejado una notable división que apunta a un panorama poco esperanzador para las empresas que intentan seguir existiendo legalmente en la región.

Según el presidente de Conindustrias Adan Celis, el 53 % de las empresas podrían cerrar en un plazo de 6 a 12 meses. Además las ventas en la ciudad han disminuido un 64, 2 %  debido a los problemas eléctricos, según el informe del mes de julio arrojado por la Cámara de Comercio de Maracaibo, Así como la disminución significativa de las inversiones e importaciones en el sector empresarial.

De este mismo modo, el funcionamiento de las empresas también ha decaído un 30%, según el presidente de Fedecámaras Zulia Ricardo Acosta, mientras que el 70% restante se encuentran laborando de forma intermitente, debido a la problemática por la que está pasando el país, siendo el Zulia uno de los estados más afectado por los incidentes en el suministro de los servicios públicos y el plan de administración de carga que se aplica.

Foto: Noticia al Día

Cada vez son más las personas que incursionan en el rol de emprendedores para sustentar su hogar, haciendo de las bodegas improvisadas el principal negocio generador de ingresos, sin embargo, muchos de ellos se encuentran al margen de la ley, lo que representa un desmejoramiento en el sistema económico organizado de la ciudad. La mayoría de estos establecimientos se surten de productos extranjeros, afectando la economía nacional, pues están contribuyendo con la paralización del proceso productivo de la industria nacional.

Por otro lado, los emprendimientos legales, no siempre cuentan con todas las herramientas necesarias para desarrollarse de la manera adecuada. No es una historia lejana a la situación actual, ya que aquellos puestos emergentes que resultaron ser charcuterías, minimarkets, farmacias y panaderías, en algún punto debieron cerrar por no contar con los ingresos suficientes para responder ante el cumplimiento de las leyes comerciales, de trabajo, seguridad y contrataciones, sumado al cobro exorbitante de impuestos que terminaron estrangulandolos hasta el punto de extinción.

Para los comerciantes cada día parece una batalla mantenerse, Luis Collazo, es un comerciante mayorista que lucha para seguir con aquello que “aprendió en la vida”, para él, el mayor reto lo representan los precios “los precios varían cada día ya es casi imposible vender la cosas en bolívares cuando se trata de mayoristas cada día las ganancias son menores incluso al 30%”, aquí parece que no hay ley todos hacen con los precios lo que quieren”

Por su parte, Luck Market es un minimarket familiar, atendido totalmente por los Chacin; para quienes resulta más cómodo y fiable manejar el negocio entre ellos mismos. Como muchos otros, se esfuerzan por mantenerse en medio de la situación crítica que atraviesa todo el sector económico en el país. Sin embargo, sienten que la situación muchas veces se escapa de sus manos “Hacemos un llamado a las autoridades gubernamentales, ya la situación se está escapando de nuestras manos las ventas han bajado en gran manera el último mes. Ya cada día las personas vienen a la tienda a comprar menos cantidad de productos”.

Foto: Noticia al Día

Para los que no quieren pasar por el rigoroso proceso de registrar una empresa comercial, muchos habitantes deciden montar su «tiendita» como buhoneros en las avenidas con una cartera de productos totalmente extranjeros y lo que antes era manejado solamente en efectivo, ahora adquieren puntos de venta inalámbricos para agilizar las ventas y el flujo inexistente de dinero en efectivo. «Antes vendía todo en efectivo, y cuando la situación se apretó pedí un punto en el banco pero me lo negaron, así que me fui a Colombia, compré un punto de venta móvil y volví a trabajar. El negocio que no tenga punto quiebra»; comentó un comerciante informal del barrio Cuatricentenario.

Acosta explica que el Producto Interno Bruto (PIB) del país ha bajado un 50%, y el auge de los comercios informales genera un impacto negativo a nivel tanto en la ciudad como en el país, ya que la municipalidad no percibe impuestos, se genera una competencia desleal en el mercado de comerciantes, y se paraliza la producción nacional.

 

Any Vargas/Irene Lugo/ Pasantes

Noticia al Día

No olvides compartir en >>