Chavistas disidentes solicitan a la izquierda retirar apoyo a Maduro

Chavistas disidentes solicitan a la izquierda del mundo retirar apoyo a Maduro

Agencias

El partido Unidad Política Popular 89 (UPP89) pidió este viernes a los partidos de izquierda de todo el continente retirar el apoyo al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, por considerar que el mismo traicionó el proyecto político que generó grandes expectativas en el mundo, según sostiene Reinaldo Quijada, coordinador nacional de la referida organización y excandidato presidencial.

A través de una segunda comunicación enviada al Foro de Sao Paulo y titulada “Hacia donde debería ir la izquierda latinoamericana”, Quijada expresa fuertes críticas a los partidos y movimientos de izquierda y del continente por su apoyo incondicional al gobierno venezolano y reconoce “retroceso” que han tenido en América Latina los gobiernos de izquierda; analizan los errores cometidos y plantean un cuerpo de ideas para recuperar los espacios perdidos.

El coordinador nacional de UPP89 sostiene que el Gobierno de Maduro y su partido, el PSUV, son totalmente “populistas, sin contenido ideológico, la única preocupación que tiene es conservar el poder y seguir usufructuando de él”.

A juicio de Reinaldo Quijada, la celebración del Foro de Sao Paulo en Caracas a finales del mes de julio del presente año no fue una decisión acertada, pues transformó al gobierno de Nicolás Maduro en el epicentro de la lucha antiimperialista. “fue una farsa, para las luchas de liberación y emancipación de los pueblos”.

 El dirigente político considera que los partidos de izquierda deben reconocer los errores y contradicciones sin disimularlos; dejar de actuar de manera oportunista e hipócrita, y dejar de alcahuetear cualquier inconsistencia con el falso razonamiento que ejercer la crítica es favorecer al adversario ideológico.

“Debemos reencontrarnos con la verdad o, como venimos diciendo desde la UPP89, desde los inicios de nuestro proyecto en el año 2011, reencontrarnos con la dimensión ética de la política”.

 Los partidos de izquierda, dice Quijada, deben tener en cuenta que ni la política, ni el Estado, ni el propio partido político pueden estar por encima de la sociedad, de las comunidades o de la gente sino al servicio de ellos.

 “La visión antropológica no debe ser exclusiva, y menos excluyente de una visión ecológica. La capacidad de ver la vida, sin duda infinita, y las “infinitas capacidades de ser” que constituye el ser humano, deben verse como el encuentro armónico del hombre y la mujer con la naturaleza, con la idea de “tierra viva”, en convivencia y en correspondencia entre sí, sin que el primero sea el verdugo del segundo, como suele suceder en nuestros tiempos”, expresó el Coordinador Nacional de UPP89.

 Quijada propone además una concepción de la política ajena a una política del “poder por el poder en sí mismo” y una concepción del «partido político», requiere también de una concepción del ejercicio de la función pública y de una concepción del «poder en sí mismo», al igual que, como ya lo hemos expresado, una concepción «del ser humano, de la naturaleza y de la vida misma.

“Una política distinta debe sustentarse en todos estos elementos conceptuales, son las bases de cualquier acción política y que luego, sólo luego, se materializa en un programa de gobierno. Una acción política, o un programa de gobierno, no antecede estos elementos conceptuales, es posterior a ellos o quizás, para expresarlo mejor, debe fundamentarse en ellos.

Recordó que varios dirigentes de la izquierda mundial como el expresidente uruguayo, “Pepe” Mujica, el secretario general del partido español Podemos, Pablo Iglesias, el excandidato presidencial colombiano, Gustavo Petro le han hecho críticas severas al gobierno de Maduro. “Recientemente el candidato presidencial argentino, Alberto Fernández, que lleva como candidata a la vicepresidencia a Cristina Fernández de Kirchner calificó al gobierno de Maduro de “régimen autoritario” y avaló el Informe sobre derechos Humanos de la alta comisionada de la ONU Michelle Bachelet.

 

El Universal

No olvides compartir en >>