Una ayuda para la FEC (por Judith Aular de Durán)

Una ayuda para la FEC (por Judith Aular de Durán)

A propósito de celebrarse el 9 de julio, los 46 años de creación de la Facultad Experimental de Ciencias (FEC) de nuestra Universidad del Zulia (LUZ), quiero dedicar estas líneas para expresar la grave situación en la que se encuentra la cuna de los profesionales de las ciencias exactas en nuestro estado.

La FEC en lo que va de año no ha podido impartir clases de manera regular, debido al grave problema de electricidad que padece producto del robo de cables que cubría gran parte del perímetro universitario hasta la subestación eléctrica de Ziruma, dejando todo el circuito sin electricidad.

Este incidente ocasionó que la Facultad de Ciencias Veterinarias y la de Agronomía  también quedaran sin servicio eléctrico. Sin embargo, se logró colocar un tendido aéreo para solventar a medias el problema y que los estudiantes pudieran retomar sus actividades.

El problema de la FEC se ha agudizado y ya son varios meses que los estudiantes de pregrado y también de los programas de posgrado, llevan sin poder recibir sus clases debido a la situación que hay. Además, es una de las facultades de LUZ con mayor índice de deserción producto de los constantes robos, aunado al problema del transporte público y ahora la gasolina.

No es posible que hoy, a 46 años de la creación de aquella facultad que auguraba la formación de grandes científicos e investigadores para nuestro país, con el pleno propósito de seguir el proceso de consolidación de LUZ luego de su reapertura,  esté pasando por tanta necesidad y los organismos competentes no hagan algo al respecto.

Son más de 500 estudiantes que no están recibiendo su educación, por no haber las condiciones necesarias. En igual situación se encuentra la Facultad de Ingeniería y la de Humanidades y Educación, que se han visto gravemente afectadas por el servicio eléctrico desde hace 2 meses en el caso de Ingeniería y una semana en Humanidades.

Esta situación conlleva a que se produzcan robos de equipos que son valiosos para nuestra institución o de cableado y que lamentablemente por el presupuesto ínfimo que está recibiendo la universidad no se pueden reponer.

En reiteradas ocasiones hemos solicitado a las autoridades competentes, al ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, a la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), así como al gobernador del estado, que se avoquen para tratar el grave problema por el que está pasando LUZ y sus facultades y núcleos. Son muchos los estudiantes que aún hacen vida en nuestra casa de estudios y que sufren por la grave situación de deterioro de su infraestructura, además de todo el sacrificio que tienen que hacer para estudiar por la situación país en la que nos encontramos.

Es necesario tomar conciencia por ellos que son el futuro de nuestra patria y que confían y siguen estudiando en nuestro país.  Por eso, hago un reconocimiento especial al decano de la FEC, Merlin Rosales, así como a todo el personal docente y de investigación, administrativo, obrero y especialmente a los estudiantes por estos 46 años.

El esfuerzo realizado por cada uno de ustedes es valioso para nuestra institución y es lo que denota el verdadero espíritu universitario y de lucha en tiempos difíciles. Mantengamos presente el lema de nuestra institución: “Post Nubila Phoebus” (“Después de las nubes, el sol”), estoy segura que vendrán tiempos mejores y que la FEC seguirá adelante, dándole al Zulia y a Venezuela los mejores profesionales en Antropología, Matemática, Química, Física,  Biología y Computación.

 

Dra. Judith Aular de Durán

Vicerrectora Académica de LUZ

[email protected]luz.edu.ve

No olvides compartir en >>