Un maestro del arte y el color (por Judith Aular de Durán)

Un maestro del arte y el color (por Judith Aular de Durán)

El pasado sábado 27 de julio, el mundo se enteró del deceso del maestro Carlos Cruz-Diez, gran artista plástico de nuestro país, investigador del cinetismo y el cromatismo.

Cruz-Diez es uno de los tantos venezolanos universales que ha dejado nuestro país en alto. Desde 1960, hasta la fecha de su muerte se radicó en París (Francia), donde se dedicó a investigar el color, el cual según él tenía cuatro condiciones cromáticas: sustractiva, aditiva, inducida y refleja.

El maestro Carlos Cruz-Diez no solo será recordado por su magnífica obra “Couleur Additive” que adorna el vestíbulo principal del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, o la “Ambientación Cromática”  que se encuentra en la  sala de turbinas y paredes de la Central Hidroeléctrica del Guri, sino por las múltiples obras que pueden encontrarse en grandes museos del mundo como el MoMA de Nueva York o ciudades como Seúl, Washington, Paris, Miami, Ciudad de Panamá, Bogotá, Ravensburg, Sevilla, entre otras.

Bien lo dijo este genio del color: “el arte es el más bello, más eficaz  y más noble medio de comunicación que el hombre ha inventado”.
Su legado es referencia de estudio obligatoria en las artes plásticas, solo él sabía cómo transformar aquellos parámetros cotidianos en obras con una dimensión, movimiento, algo extrañas y poco comunes y sobre todo con mucho color.
Estoy segura que las nuevas generaciones de artistas, especialmente los que se forman en nuestra Facultad Experimental de Arte (FEDA), que ayer arribó a sus 20 años de creación, tendrán siempre presente a Cruz-Diez como lo que fue: el máximo representante del arte cinético a nivel mundial, que lo llevó a ser acreedor de importantes distinciones y reconocimientos como la Legión de Honor de Francia.

El personal docente y de investigación, administrativo y obrero de la Universidad del Zulia (LUZ) lamentan el sensible fallecimiento del maestro Carlos Cruz-Diez.  Hacemos extensivas nuestras palabras de condolencia a todo el pueblo venezolano, a sus familiares y amigos por tan irreparable pérdida. El cielo se ha ganado un gran artista, muere el hombre y nace la leyenda.

Dra. Judith Aular de Durán

Vicerrectora Académica de LUZ

No olvides compartir en >>