Un autogol de Túnez en tiempo extra mete a Senegal en la final de la Copa Africana de Naciones

Un autogol de Túnez en tiempo extra mete a Senegal en la final de la Copa Africana de Naciones

Senegal y Sadio Mané se colaron a la final de la Copa Africana de Naciones al vencer el domingo 1-0 a Túnez en un emocionante duelo de semis que se definió en tiempo extra.

Senegal consiguió el triunfo con un autogol a los 100 minutos, cuando el guardameta Mouez Hassen desvió un tiro libre hacia la cabeza del defensor Dylan Bronn y el balón rebotó hacia la portería tunecina.

En un choque dramático en el estadio 30 de Junio de El Cairo, ambos equipos fallaron cobros de penales con pocos minutos de diferencia en el tiempo regular.

Túnez recibió otro penal a favor en el tiempo extra, pero el árbitro Bamlak Tessema Weyesa revisó la jugada con el videoarbitraje en las laterales y revirtió su decisión para desaliento de los tunecinos.

Senegal y su astro Mané buscarán el viernes su primer título de la Copa Africana.

Túnez tuvo todo para irse adelante tras recibir el primer penal a favor a los 73 minutos, cuando un disparo de Ferjani Sassi golpeó un brazo del defensor senegalés Kalidou Koulibaly mientras éste se lanzaba para bloquear el tiro.

Sassi cobró el penalti, pero su disparo fue débil y el portero de Senegal, Alfred Gomis, lo detuvo con facilidad.

Senegal tuvo su oportunidad casi enseguida, cuando Ismaila Sarr fue derribado por Bronn dentro del área.

Henri Saivet se hizo cargo del cobro en lugar de Mané, quien de antemano ha fallado dos penales en el torneo.

El tiro de Saivet fue bajo y fuerte al ángulo inferior derecho, pero Hassen se estiró por completo en su lance y de manera brillante lo desvió con su mano izquierda.

Hassen fue responsable de conceder el gol decisivo, sin embargo, y decidir el destino de Túnez.

Senegal nunca ha ganado la Copa Africana y sólo ha llegado una vez a la final, en 2002, cuando la selección también alcanzó los cuartos de final de la Copa del Mundo. El actual técnico de Senegal, Aliou Cisse, fue miembro del conjunto de 2002 y se arrodilló con los brazos en alto al sonar el silbatazo final.

Senegal se medirá ante Argelia en la final, la cual se disputará el próximo viernes.

 

AP

No olvides compartir en >>