Reino Unido llora la muerte de heredera de los Goldsmith y Rothschild

Reino Unido llora la muerte de la joven heredera de los Goldsmith y Rothschild

Ben Goldsmith, junto a su hija Iris Annabel, en Londres en junio de 2017 –  Foto: Agencias

Las dos dinastías financieras más poderosas de Europa, las familias Goldsmith y Rothschild, han perdido a su heredera. Iris Annabel Goldsmith, de 15 años, falleció esta semana, tras un trágico accidente con una cuatrimoto en la granja familiar del condado de Somerset, en el Reino Unido, donde la joven pasaba sus vacaciones. Los padres, Ben y Kate, han quedado «devastados», según recoge el medio británico Daily Mail.

La policía de Avon y Somerset ha emitido un comunicado en el que han confirmado que «la muerte de la niña no está siendo tratada como sospechosa» y que la investigación, que se abrirá durante los próximos días, se centrará en esclarecer las causas del siniestro.

Iris Annabel era la hija mayor del magnate de las finanzas Ben Goldsmith y de su exmujer, la heredera de una familia de banqueros, Kate Rothschild, quien tras el divorcio en 2012 comenzó una relación con el rapero estadounidense Jay Electronica. La fortuna que se les calcula, según el Daily Mail, roza los 350 millones de euros.

En el momento del accidente su madre se encontraba también en la finca y su padre estaba en un partido de cricket en Surrey. Al conocer la noticia, este se desplazó de inmediato a la finca. «Es un accidente terrible. Iris era una delicia absoluta, todos en la familia la adoraban. Era bella, encantadora, inteligente, la persona más maravillosa que puedas conocer», declaró un amigo cercano a la familia a la prensa británica.

La adolescente estudiaba en el prestigioso internado femenino Wycombe Abbey, que suele registrar cada año los mejores resultados académicos del país. Antes, estudió en Londres, en la escuela The Harrodian, cuyo director, James Hooke, ha compartido unas palabras en homenaje a su exalumna: «Era una estudiante amable y cariñosa que adoraba a su escuela y a sus amigas, y se comportaba de manera impecable. Es una tragedia que nos hayan quitado a una niña tan talentosa y vivaz».

La expareja tiene otros dos hijos en común, Frank, de 13 años, e Issac, de 11, que también se encontraban en la granja paterna preparándose para comenzar sus vacaciones de verano. Se desconoce si los otros dos hijos que el padre de Iris ha tenido con su nueva mujer estaban también presentes en el momento del accidente.

 

El País

No olvides compartir en >>