Protestas en Hong Kong se mantienen por séptimo domingo consecutivo

Protestas en Hong Kong se mantienen por séptimo domingo consecutivo

Protestas en Hong Kong se mantienen por séptimo domingo consecutivo

Foto: Agencias.

Desde el 9 de junio, Hong Kong es el escenario de inmensas protestas en las que hubo algunos incidentes violentos entre la policía y manifestantes radicales.

Miles de personas volvieron a salir a la calle este domingo en Hong Kong, por séptimo fin de semana consecutivo, en el marco de una protesta que parece no tener fin contra el gobierno de este territorio semiautónomo de la República Popular China, el cual mantiene una posición muy cercana a Beijing.

El movimiento empezó con el rechazo de un proyecto de ley, ahora suspendido, que autorizaba las extradiciones a la China continental y que era visto como un intento de Beijing de ejercer mayor control sobre esta isla, incorporada a su territorio en 1997, tras el fin del mandato del Reino Unido , y la cual mantiene un status especial en relación a continente.

Lea también: Las Pulgas dictando la pauta de aumentos: Precios al infinito y más allá

Luego las protestas se ampliaron para pedir que se mantengan estas libertades democráticas de las que goza Hong Kong, en particular la libertad de expresión y la independencia de la justicia.

Al final de la marcha, los manifestantes ocuparon una importante avenida cercana al parlamento local y una gran multitud se concentró fuera de la sede central de la policía, que ya estuvo bloqueada en dos ocasiones anteriormente.

Los policías antidisturbios apenas se dejaban ver y había una atmósfera de calma. Sin embargo, luego usaron gases lacrimógenos contra los manifestantes.

La protesta pide también la renuncia de la jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, que tiene el apoyo de Beijing, así como la retirada del proyecto de ley sobre las extradiciones, por ahora congelado, y una investigación independiente sobre la violencia policial, entre otras demandas.

Sin embargo, no hay señales por el momento de que Lam o Beijing estén dispuestos a ceder más de lo que lo han hecho.

Más allá de la suspensión del proyecto de extradición, solo ha habido pequeñas concesiones y hay un creciente temor de que el gobierno chino esté agotando su paciencia.

Infobae

No olvides compartir en >>