Policía de Puerto Rico arremete contra manifestantes por segundo día

Policía de Puerto Rico arremete contra manifestantes por segundo día

Miembros de las fuerzas de seguridad de Puerto Rico que protegen el acceso a La Fortaleza, sede del ejecutivo, en San Juan, arremetieron contra un grupo de manifestantes que permanecían en el lugar tras la celebración de una protesta para pedir la dimisión del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló.

A su vez, según informó la policía, se detuvieron cuatro personas por intentar traspasar el perímetro de seguridad y otras cuatro fueron trasladadas a hospitales cercanos por indisposición.

La primera carga se produjo después de que el grupo de manifestantes lanzó botellas, palos y pirotecnia contra ellos y les advirtieran de que debían desalojar el área.

Posteriormente y para dispersar al grupo de manifestantes, que se repartió en varias ocasiones por el Viejo San Juan, las fuerzas de seguridad volvieron a hacer uso de gases.

El centro del Viejo San Juan está lleno de basura, objetos, pintadas y cristales, mientras que otras partes han sido escenario de alguna que otra hoguera improvisada.

El jefe de la policía de la isla, Henry Escalera, indicó anoche que sus hombres se vieron obligados a actuar después de advertirles en once ocasiones de que arrojarían gases lacrimógenos y que la manifestación que comenzó «pacifica se fue convirtiendo en un motín, en ilegal».

Noticia al Día/EFE

No olvides compartir en >>