Murió paciente del servicio de Nefrología del Hospital J. M. de los Ríos

Murió paciente del servicio de Nefrología del Hospital J. M. de los Ríos

Pacientes del Hospital de Niños del J.M de los Ríos, lamentaron la muerte de otro niño presuntamente por un choque séptico, tras contaminarse en la misma institución.

Eliander Bandres, de 10 años de edad, tenía síndrome nefrótico y falleció aproximadamente a las 7:00 am de este jueves 11 de julio tras haber pasado dos días internado en ese centro asistencial.

«El acta de los médicos tiene como causa de muerte un choque séptico adquirido por la vía de su catéter de hemodiálisis», dijo la directora de Prepara Familia, Katherine Martínez, en entrevista con El Nacional.

El choque séptico es una afección mortal ocasionada por una infección grave localizada o sistémica que requiere atención médica inmediata, puesto que ocasiona insuficiencia orgánica y caída de la presión sanguínea.

Martínez informó que Waka waka, el apodo con el que el niño era conocido en el hospital, acudía tres veces por semana a la unidad de Nefrología para cumplir con su tratamiento de diálisis. «Waka waka estaba de alta. El martes fue ingresado a la unidad de emergencia del J. M. de los Ríos con un problema infeccioso desconocido y permaneció hasta el jueves, cuando sorpresivamente falleció. Ni la familia ni nosotros esperábamos esto».

«Estamos a la espera de los cultivos que hicieron los doctores para saber exactamente el origen de la infección y cómo hacer para que esto no siga ocurriendo», agregó.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó en febrero de 2018 medidas cautelares a los niños, niñas y adolescentes pacientes del servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos

«Los niños con síndrome nefrótico son inmunosuprimidos; y para< ellos cualquier infección es muy delicada. El problema que tenemos en Venezuela es falla en el suministro regular de antibióticos. En un hospital tipo 4 como el J. M. de los Ríos se requiere un despacho constante de antibióticos de amplio espectro, como vancomicina, meropenem, colixin, para poder estar preparados ante cualquier infección», indicó Martínez.

Entre enero de 2017 y mayo de 2019 murieron al menos 25 pacientes de Nefrología. En 2017, las bacterias se apoderaron del servicio de Nefrología, contaminaron a al menos 9 niños y ocasianaron la muerte de 4 de ellos.

Noticia al Día/El Nacional

No olvides compartir en >>