Mercedes espera demostrar, este fin de semana en Silverstone, que lo sucedido en Austria fue un simple resbalón

Mercedes espera demostrar, este fin de semana en Silverstone, que lo sucedido en Austria fue un simple resbalón

Mercedes

Lewis Hamilton, de Mercedes,  cinco veces campeón mundial y líder del campeonato, fue quinto hace quince días en el circuito de Spielberg. Foto: AFP

¿Simple resbalón o un cambio de rumbo del Mundial? Tras perder a finales de junio en Austria la primera carrera de la temporada, el equipo Mercedes afronta este fin de semana el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone con la necesidad de despejar algunas dudas.

Ocho triunfos en las ocho primeras carreras, seis dobletes y seis pole positions. Las estadísticas son el testimonio de la hegemonía de la escudería alemana en 2019.

 

 

Las máquinas de Mercedes no funcionaron en Spielberg

 

 

Pero en Spielberg (Austria), sede de la novena carrera, la máquina de Mercedes por primera vez no funcionó. Fue un fracaso por varios factores: una penalización en la parrilla de salida, un alerón delantero roto en el monoplaza de Lewis Hamilton, además de la clasificación decepcionante de Valtteri Bottas y, sobre todo, los problemas de sobrecalentamiento que obligaron a los dos pilotos a economizar sus monoplazas durante la carrera.

Los jóvenes lobos como el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que logró la pole position, y el holandés Max Verstappen (Red Bull) encontraron vía libre para batirse por la victoria, lograda por el segundo.

Hamilton, cinco veces campeón mundial y líder del campeonato, fue quinto, mientras que su compañero Bottas finalizó tercero.

 

 

Toto Wolff es optimista

 

 

«Afortunadamente el verano inglés es conocido por sus temperaturas moderadas, por lo que no debería ser un gran problema para nosotros», señaló el jefe de Mercedes, Toto Wolff.

Tras Silverstone, su equipo contará con la pausa estival para encontrar solución a los problemas antes de afrontar el gran calor en Alemania (28 julio) y Hungría (4 agosto).

«Hemos realizado algunas de nuestras mejores actuaciones este año en pistas que ofrecen una gran variedad de velocidades en las curvas. Sobre el papel, deberíamos estar en buena forma», añadió sobre la prueba del domingo.

Además Silverstone se le da especialmente bien al local Hamilton, que cuenta ocho podios en doce carreras, la mejore estadística del paddock en este circuito.

Un triunfo el domingo permitiría al británico lograr el récord de victorias en la carrera de su país, que actualmente comparte con el escocés Jim Clark y el francés Alain Prost, los tres con cinco trofeos.

 

Binotto, pesimista

 

Con resultados irregulares y en busca de alcanzar el nivel de su rival alemán, Ferrari presentará «algunas pequeñas modificaciones aerodinámicas suplementarias», anunció Mattia Binotto, jefe de la Scuderia.

«No esperamos que Silverstone sea especialmente favorable a nuestro coche, pero hemos visto que el equilibrio de fuerzas puede cambiar en cada carrera, a veces sin aviso», añadió.

Líder entre los pilotos, Hamilton cuenta con 31 puntos de ventaja sobre Bottas (2º), 71 con Verstappen (3º), 74 sobre Sebastian Vettel (4º) y 92 con Charles Leclerc (5º).

Elemento de incertitud, la pista ha sido reasfaltada por segunda vez en dos años ¿Qué efecto tendrá en los neumáticos? La ventaja será para los equipos que sean capaces de adaptar sobre la marcha sus reglajes y estrategias.

En la clasificación de constructores Mercedes tiene 135 puntos de ventaja sobre Ferrari (2º) y 194 con Red Bull (3º).

AFP

No olvides compartir en >>