Henry y Anabel siguen en las sombras del olvido

Henry y Anabel siguen en las sombras del olvido

desaparecidos

Foto: Cortesía

Un mes  ha transcurrido desde la extraña desaparición del empresario Henry Pérez y la periodista Anabel Quevedo y aún, ningún organismo policial le ha dado respuesta satisfactoria al clamor de una madre desesperada, que anhela revivir gratos momentos al lado de la menor de sus tres hijos.

Lo que fue denunciado el pasado 22 de junio ante los detectives de la subdelegación del Cicpc, como desaparición, se convirtió días después en “última hora” para los periódicos regionales, pues se trataba del empresario y dueño de una de las prestigiosas funerarias de Maracaibo, conocida como Abadía de las Mercedes y la periodista Anabel Quevedo.

Las investigaciones iniciaron su curso, aunque adelantándose a los hechos el padre de Anabel, quien cegado por la rabia y el deseo de encontrar a su hija, halló el vehículo, Aveo,  gris, donde se desplazaba la pareja el último día que fueron vistos. El carro, chamuscado por las inclementes llamas, arropó alguna posible pista que diera con el paradero del empresario y la periodista.

Sin embargo, algunas prendas de vestir de mujer, cosméticos y la placa de un teléfono, fueron visualizados en el interior del carro por los efectivos del Cicpc, luego de realizarle las pesquisas de rutina.

Con este hallazgo suscitado el pasado 3 de julio, en una zona rural llamada Jaguey de Monte, ubicada en la parroquia La Concepción del municipio Jesús Enrique Lossada (JEL), el caso parecía agarrar vuelo, pues algunos comentaban sobre el posible secuestro de la pareja, en zonas cercanas de esta localidad, pero todo quedó  «en investigación», respuesta que siguen declarando los funcionarios actuantes en el caso ante la mayor pregunta que realizan familiares de Quevedo: ¿ Que ha pasado con el caso..?

Por otra parte, la angustia se apodera a cada momento de la señora Sonia de Quevedo, quien afligida y rogándole de rodillas a Dios para que aparezca Anabel, le exige a las autoridades que den con su paradero.

«Cada minuto cuenta, cada hora que pasa seguido del sonar del teléfono, es un sobresalto en mi pecho, pues el temor se apodera de mí, cuando escucho la voz de alguien preguntándome por Anabel. En mi corazón la siento viva, sé y quiero creerlo así, porque mi intuición de madre me lo confirma. No sé, cuando terminará esta pesadilla, solo espero que sea pronto, porque mi clamor a Dios y mi fé es más grande que todo en el mundo», sollozaba la mujer de 58 años, mientras unía sus manos con desespero.

Asimismo, la única voz entrecortada que resalta ante lo sucedido, ha sido la madre de Anabel, pues a ningún familiar de Pérez se le ha escuchado el deseo por encontrar a Henry sano y salvo.

No obstante, el viernes 19 de julio, Javier Montoya, presidente de la Asociación Profesional de la Industria Funeraria, instó a los cuerpos de seguridad a iniciar una investigación exhaustiva, para dar con el paradero de la pareja desaparecida, Henry Pérez y Anabel Quevedo.

La exigencia la hizo en entrevista concedida al programa El Noticiero en Televen. «Hago de conocimiento público a través de estas cámaras, para que los cuerpos de seguridad indaguen en la desaparición de mi compañero Henry y su colega periodista Anabel Quevedo, quienes desaparición desde el pasado 22 de junio y aún ningún organismo se ha pronunciado al respecto», precisó Montoya.

Con estas exigencias y peticiones por parte de allegados a ambas familias, hoy se cumple un mes de lo que convulsionaría la región zuliana.

Así quedó, el aveo, gris en el que se desplazaron por última vez, Henry y Anabel

No olvides compartir en >>