Fedenaga: Producción de reses bajó 40% y el cerdo y pollo desaparecieron

Fedenaga: Producción de reses bajó 40% y el cerdo y pollo desaparecieron

Armando Chacín, presidente de Fedenaga

Armando Chacín, presidente de Fedenaga

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, (Fedenaga) Armando Chacín considera que la responsabilidad de ese gremio es producir alimentos para Venezuela. Chacín rememoró que en los años 90 el sector se mantuvo fortalecido. A su juicio la única guerra que existe en el país es la del hambre.

De visita en Noticia Al Día, el representante del gremio, recordó que en esos años, «llegamos a producir el 97% de la carne que se consumía en el país y 70% de la leche, se hizo con 8 millones y medios de hectáreas que estaban produciendo e iban en franco crecimiento con grandes proyectos. Venezuela iba en una autopista de cinco canales en crecimiento agrícola, allí están los números en el Ministerio de Agricultura y Cría».

Este viernes 12 de Julio Maracaibo se convierte en la capital de los ganaderos, en el marco de la 55 asamblea anual de Fedenaga. Los ganaderos quieren seguir produciendo en Venezuela y para ello trazan su propio plan, detalló Chacín.

En cuánto a la producción  indicó que Venezuela está por debajo del 40%, el cerdo y el pollo desaparecieron, quedan pocas especies que tratan de subsistir y hay quienes luchan por mantener un pequeño rebaño, cuando debiera ser de 30 millones. «Debería haber una cabeza de animal por cada persona y estamos en 9 millones de cabeza por persona».

¿Cómo está el sector ganadero en este momento?

Los productores subsisten al igual que cualquier sector económico del país, igual que cualquier ciudadano con su hogar. Nuestra responsabilidad es producir alimentos. Luego comenzó el plan con la nueva visión política del país, surgió la Ley de Tierras, que fue un puntal de la destruccion del aparato productivo. Nos hubiera gustado que fuera una ley de punta, y que los supermercados reflejarán esa realidad, pero no fue así, los anaqueles de los supermercados reflejan otra cosa. A esa Ley nos opusimos.

Armando Chacín, presidente de Fedenaga y Paúl Márquez, presidente de Gadema

Armando Chacín, presidente de Fedenaga y Paúl Márquez, presidente de Gadema

Luego vemos las cajas de los programas sociales para los sectores más desposeídos que se entregan debido a la crisis que atraviesa el país, no debiéramos estar en esas condiciones sino un país donde podamos comprar lo que queramos y con calidad, con sueldos y salarios dignos.

Del expropiese hacía acá se acabó con 4 millones de hectáreas que hoy por no producen nada. Aunado a ello quisieron quitarle a los empresarios un porcentaje de la producción y también fue condenado el sector.

A juicio de Chacín lo que tenía que hacer en ese  momento el Gobierno era sanear y reimpulsar el sector. Tuviésemos alimentos para saciar la necesidad del mercado nacional y al mismo tiempo exportar. Ahora no tenemos posibilidad a menos que se cree la palabra confianza en el país, están los productores y la tierra.

¿Eso pasa por un cambio político?

No habló sobre el sistema político perce, pero si estamos claros que somos incompetentes, no podemos convivir con este sistema de producción ni de transformación. Todos los sistemas económicos se han derrumbado, y no es interés del sector dejar de producir leche o carne porque cada quien tiene el reto de superar cada proyecto que nos imponemos.

Ahora, bien esto es una empresa familiar, que existe de generación en generación y tenemos la responsabilidad de dejarla a nuestros hijos y nietos. Si bien la estructura de costo no la cubrimos pudiéramos debatir con números que producimos a perdida, pero estamos claramente llamados a la visión de que hace falta y que aún produciendo a pérdida acompañamos al pueblo para que consuman proteínas. Incluso aún teniendo la carne y la leche más económica de América Latina los venezolanos, su gran tragedia es que los sueldos y salarios se volvieron polvo. No tienen tienen acceso para comer ningún alimento.

¿Cuánto debe ser el costo del producto final para que se hable de ganancia?

Nuestros insumos y costos básicamente están dolarizados,  están más alto que en los mercados internacionales, no hay nada garantizado, lo que pasa por los puertos y aeropuertos es castigado, se les cobra innecesariamente muchas cosas (…) que no debiera ser. Debemos entender que hacen falta repuestos e insumos para producir estamos imposibilitados de tener un programa sanitario adecuado.Todo ello nos lleva a tratar de mantener arriba nuestra santa maría. Pero es casi inviable, no podemos tener proyectos que impulsen y engrandezcan el campo en la producción de carne, hortalizas y nos mantenemos pero hemos retrocedido.

Estamos volviendo a utilizar las tácticas de nuestros abuelos para mantenernos, pero no hay ni combustible para encender la maquinaria. Los productores luchan cada día, no se dejan vencer, buscan salidas y alternativas para producir alimentos.

¿Hay posibilidad de nuevas reuniones con los voceros de Gobierno?

No. Nos hemos mantenido al margen. Todos los que nos antecedieron lo hicieron. Tenemos 20 años escuchándolos. Tratan el campo como si fuera un cuartel y los productores como a unos soldados, y eso no es así. Nosotros producimos por qué conocemos todo y no puede ser nada impuesto. Necesitamos condiciones mínimas para nuestros productores y sus trabajadores. No hay posibilidad de que el sector rural se desmejore y sigamos produciendo alimento, debe haber condiciones mínimas, las mismas que aplican a la grandes urbes incluyendo a Caracas, que es un  país dentro de otro país. Maracaibo no tiene energía eléctrica y merecemos que la tenga, así ocurre en Sur del lago, Costa Oriental del lago, necesitan combustible, no tenemos responsabilidad en el contrabando de combustible, eso es responsabilidad de quienes manejan las políticas y no se le puede decir eso al habitante de frontera que no pueden hacer nada.

¿Tienen cifras de productores que hayan abandonado el campo?

Afortunadamente muy pocos, a pesar de lo que ocurre en la frontera que es un secreto a voces. Todos sabemos quiénes custodian la seguridad en la frontera, en el resto del país. Se convive con esa situación, las autoridades poco o nada hacen para devolver la tranquilidad. En la Sierra de Perijá se roban el ganado y no hacen nada las autoridades. Hay muchos esperanzados en que el país vuelva a la normalidad (…).

¿Vaticinan hambruna para Venezuela ?

En esta asamblea tratamos de cerrar los ojos un rato y pensar en lo que sí podemos hacer sin que el estado tenga injerencia, estimular al productor agropecuario. Tratar de mantener el poco rebaño que hay, la necesidad que hoy día tiene el consumidor del país. Es el único incentivo que tenemos dejar un rebaño que sea la semilla del futuro.

No podemos tirar la toalla, no tenemos la capacidad de poderlo hacer, Venezuela nos lo reclama, hay momentos de aportes, de sacrificios, esperamos que en el tiempo esto sea reconocido. Reconocemos que es difícil mantener la política sin la anuencia de quienes manejan el Gobierno, pero tratamos de hacerlo. Estamos reunificando las cadenas de producción de carne, de leche, y nos reencontramos con la parte industrial. Claro hacen falta criterios de parte de quien gobierno para reimpulsar el sector.

Presentaremos la vocería, diciéndole, al país qué se debe hacer con criterios técnicos a 20 años, -sentenció el presidente de Fedenaga– vamos a presentar esa visión, los caminos que se deben seguir. La única guerra que existe es la guerra al hambre y allí nos convertimos en unos soldados de primera línea para defender. El segundo objetivo es la salud animal. No es un tema político partidista sino de supervivencia del país. Tenemos los objetivos y solo necesitamos gente que tenga el conocimiento. No vamos a seguir levantando la mano para que nos escuchen ya son 20 años ; hacen falta ellos, pero el plan lo tenemos allí en algún momento se sentarán.

 

 

Noticia Al Día/

Maira Cecilia Perozo/ Fotos David Moreno

No olvides compartir en >>