El parecido físico en algunas parejas no es casualidad sino causalidad

El parecido físico en algunas parejas no es casualidad sino causalidad

Parecido físico en parejas

Parecido físico en parejas (Foto: Agencias)

En algún momento de nuestras vidas nos hemos topado con parejas que poseen gran parecido físico llegando hasta pensar si son familia o en ocasiones te han dicho que “tú y tu pareja tienen gran parecido”, pues entérate que un estudio reveló que los miembros de una relación amorosa no solo empiezan a imitarse, sino que exactamente fue su parecido lo que les atrajo mutuamente.

Según el estudio realizado, la razón principal por la cual nos atrae una persona es por algún rasgo físico, sus ojos, labios, nariz o algún signo de expresión como la sonrisa, la mirada o algún gesto, sin embargo la investigación no solo arroja que se deba a esto, también existen otras teorías que manifiestan que las parejas que conviven durante al menos 25 años inconscientemente imitan sus comportamientos, aspectos físicos, entre otros.

Primeramente las teorías señalan que involuntariamente, hay personas que buscan similitudes físicas de sus padres, comportamientos o formas de actuar. Si los rasgos le resultan familiares, puede existir atracción; otro caso es cuando las parejas perduran por varios años y es un fenómeno mucho más notable, tienden a pasar tanto tiempo juntos que sin darse cuenta empiezan a imitar gestos y expresiones hasta el punto que aunque en un primer momento no posean tanto parecido físico, después de varios años, terminan por parecerse hasta en la personalidad favoreciendo su similitud.

La investigación adicionalmente agrega que algunas parejas también se atraen por su estilo de vida como una respuesta química. Por ejemplo, si dos personas son amantes del deporte es normal que se gusten porque tienen el mismo hobbie, además de que es probable que sus sistemas inmunológicos pueden verse alterados precisamente por el estilo de vida similar; otro panorama es cuando las personas son depresivas, conflictivas, de repente alegres, entusiastas, tienden a atraer personas con las mismas características y con el paso de los años la pareja termina pareciéndose.

La forma de alimentarse, el entorno y el convivir con la pareja son detalles que sin darse cuenta van creando similitudes en las relaciones amorosas en donde si comes lo mismo que tu pareja es posible que físicamente empiecen a parecerse; Si se exponen a un mismo factor climático, el color de piel puede ser otra característica que genere similitud, así como el olor corporal. Cada uno de estos factores son parte de un mismo motivo, la empatía entre las pareja.

 Otra de las razones por la cual las parejas pueden tener parecidos es por “cuestión de ventaja” por medio de una respuesta instintiva de aparearse con personas que genéticamente sean similares, asegurando que su propia reserva genética se mantenga y se transmita a las generaciones futuras de forma segura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jesús Dávila/Pasante

Noticia Al Día

No olvides compartir en >>