Descubre cómo la música puede ser un estimulante para el feto Descubre como la música puede ser un estimulante para el feto

Descubre cómo la música puede ser un estimulante para el feto

Foto cortesía.

Estudios han revelado que el tiempo en el vientre puede determinar ciertos comportamientos físicos y fisiológicos de una persona. A partir de la semana número 27 del embarazo, el sistema nervioso de un feto ha madurado lo suficiente para percibir sonidos externos. Es por eso que el estímulo musical es una buena opción, con lo que respecta a buenos resultados en el desarrollo de una persona. La intensidad del estímulo podrá ser un factor determinante en el desarrollo emocional y cognitivo del bebe.

Los ejercicios de estimulación musical son altamente beneficiosos para los fetos y para el posterior desarrollo del bebe. Este momento de comunicación intima queda en la memoria del feto, incluso antes de nacer.

Los bebes que escuchan música tienen más facilidad con el desarrollo del lenguaje, nacen más relajados y tienen mayor capacidad de aprendizaje y concentración. El oído es el sentido a través del cual se realiza la estimulación prenatal, es el sentido que conecta al feto con su exterior. Investigaciones han observado la predeterminación de los fetos a ciertas voces y sonidos, por ejemplo, las voces femeninas por encima de las masculinas y las voces humanas por encima de los sonidos genéricos.

Escuchar música fortalece la estimulación sensorial y cognitiva de los bebés. Por otra parte, la música resulta beneficiosa para las madres contribuyendo en la producción de endorfinas, que la harán sentir en paz y ella luego trasmitirá este sentimiento al feto.

El investigador inglés Michele Clements, luego de haber estudiado durante años las reacciones del feto en relación a la música, concluyó que la música barroca, sobre todo los sonidos armónicos y agudos de Vivaldi y de Mozart, calman y relajan al niño.

Don Campbell en su libro efecto Mozart, confirma las investigaciones de Clements. El libro, relata los experimentos que exponen cómo la música de Mozart y en general, la música barroca, estimulan nuevas conexiones de neuronas en el cerebro de los niños, porque son ricas en simetrías y en modelos recurrentes que consiguen desarrollar tanto el hemisferio derecho como el izquierdo, completando sus funciones.

Irene Lugo/Pasante

Agencia/Noticia al Día

No olvides compartir en >>