Bacteria "come carne" cobró una nueva víctima en Florida

Bacteria «come carne» cobró una nueva víctima en Florida

Bacteria "come carne" cobró una nueva víctima en Florida

Bacteria «come carne» cobró una nueva víctima en Florida. Foto: Miami Diario

William Bennett, (66 años) pereció después de contraer la fascitis necrosante o bacteria carnívora la semana pasada en la playa, pero los médicos habían descartado ese diagnóstico cuando acudió al hospital.

Su hija, Cheryl Bennett Wiygul decidió subir a las redes sociales la triste historia para prevenir a las personas y evitar que mueran como su padre.

Bennett Wiygul destacó que su padre se encontraba en un fuerte tratamiento contra el cáncer, enfermedad que duró padeciendo los últimos meses de su vida. Agregó que antes de ir a la playa se aseguró que no tuviera heridas abiertas o rasguños

La hija del anciano fallecido detalló que 12 horas después de haber llegado de la playa, su padre comenzó a manifestar una serie de síntomas como fiebre, calambres y escalofríos.

Al revisarlo encontraron una llaga negra que se le empezó a formar en la espalda. Sus padres regresaron a Memphis, como le herida crecía decidieron llevarlo al hospital de ese lugar.

Allí los médicos descartaron la bacteria carnívora, fascitis necrosante, y le recetaron antibiótico. Volvieron a su hogar, y la úlcera continuó creciendo, luego le aparecieron varios bultos. Regresaron al hospital.

En Memphis algunas de las enfermeras declararon que nunca habían visto nada igual. A las 1 de la mañana se convirtió en séptico y lo llevaron a a Unidad de Cuidados Intensivos.

Su hija indica que su padre tenía muchos problemas médicos, pero el corazón no era uno de ellos. Lo entubaron y los médicos le explicaron que sus órganos estaban muy dañados. Luego de ese diagnóstico, falleció.

Añade Cheryl que después que salió del mar duró menos de 48 horas antes de morir.

Después de practicarle la autopsia, los médicos determinaron que el hombre tenía otra bacteria carnívora llamada Vibrio vulnificus, la cual habita en aguas cálidas y se introduce en los seres humanos a través de heridas en la piel o al comer mariscos crudos.

Esa bacteria causa la fascitis necrosante, enfermedad de la cual fallecen un tercio de los afectados.

Debe evitar estar en el agua si tiene una herida abierta, cortes, raspones, quemaduras, picadas de insecto, heridas punzantes (como las causadas por el uso de drogas intravenosas), o heridas quirúrgicas, así como no consumir mariscos crudos.

Noticia al Día/Miami Diario

No olvides compartir en >>