Un galón de gasolina en el Día del Padre, el regalo deseado por muchos

Un galón de gasolina en el Día del Padre, el regalo deseado por muchos

Foto: NAD

El Día del Padre llegó y con él la indecisión de qué regalarle dentro de las posibilidades de sus hijos y demás familiares, pero, al menos en Zulia este se ha convertido en el regalo perfecto dada la situación de crisis con el carburante

La celebración del Día del Padre no fue la excepción, a la crisis con la gasolina no se le escapa nadie y es así como en esta fecha muchos de los que son cabeza de hogar, prefieren dejar de lado las típicas corbatas, ropas, bebidas y comidas, por al menos unos cuantos litros de gasolina.

Este lamento se ve en las colas, lo asegura así Ramón Pulgar, padre zuliano, quien desde la noche de este sábado se fue a dormir a una estación de servicio, el motivo es el mismo: llenar el tanque.

«Prefiero que me regalen gasolina para el carro, desde la semana pasada se los dije, porque ya estoy cansado de estar metido en una cola cada vez que se acaba la gasolina. La última vez llegando a cola se me acabó por completo, de ahí no me podía mover, llegué en la tarde y salí en la casi noche del día siguiente», dijo Pulgar.

Lea también: En mi gran historia de amor, el protagonista es mi papá

Luis Ollarves no se escapa de la misma situación, sus días también transcurren en una cola, para él hoy ese es el regalo perfecto, y así poder irse a descansar en su casa y pasar el día en familia.

«Sería lo ideal, que me llenarán el tanque, pero no hay cobres pa’ la gracia, toca esperar. En estos días hablé con mi familia en Valencia, allá las colas no alcanzan ni una cuadra, se echa gasolina en menos de una hora. El desastre es aquí que quieren hacer lo que les da la gana», dijo Ollarves.

Pero la sopa del día ya está sobre el fuego que emana del poco gas que sale de las cocinas, al menos una cucharada podrán disfrutar los que hoy decidieron quedarse en su casa, pero otros la tomarán en la cola por lo que deberán cambiar la silla del comedor por el asiento del carro. El escenario se antoja así.

«Apenas esté la comida tocará llevársela a papá que está en la cola de la gasolina desde la madrugada, le tocó número alto, no sale hoy de allá. Habrá que ir a compartir con él, porque ajá es un día comercial, pero igual es importante», dice Julia Yajure.

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día

No olvides compartir en >>