El creador del USB explica por qué no fue reversible desde sus inicios

El creador del USB explica por qué el conector no fue reversible desde sus inicios

El estándar USB nació hace más de 20 años, marcando lo que sería el comienzo de una nueva era caracterizada por dos cosas: la llegada de un modelo común y la tediosa tarea de conectar los dispositivos de la manera correcta. A lo largo de su vida ha sufrido considerables evoluciones, siendo la mas significativa la llegada del USB-C, un modelo reversible que busca lo mismo que el original: convertirse en un estándar, pero, esta vez, facilitando el proceso de conexión mediante la reversibilidad.

Pero, ¿por qué el USB no fue reversible desde el principio? La respuesta la sabemos gracias a Ajay Bhatt, uno de los cocreadores del estándar USB original, que contó historia del por qué en NPR.

Bhatt comenzó a trabajar con su equipo de Intel con el objetivo principal de resolver una situación muy común en los 90: ¿dónde van cada uno de los cables, enchufes y conectores específicos? Además, como ya mencionó anteriormente en PCWorld, su interés en este desarrollo aumentó debido al deseo de ayudar a los miembros de su familia, que le llamaban cada vez que no conseguían imprimir algo.

Cuando solventaron este problema y el conector USB estuvo definido, llegaron a la conclusión de que la mayor molestia era la falta de reversibilidad. El problema era que, si se dotaba al USB de reversibilidad, necesitaría el doble de cables y circuitos, lo que hubiera doblado los costes de producción del conector –y los dispositivos asociados–.

El USB llegó al mercado para reemplazar a los gigantescos conectores serie y paralelo de la época, pero, debido a su éxito, también consiguió desplazar el estándar FireWire de Apple, el cual era más costoso pero también más rápido.

Actualmente, con el USB-C se han resuelto por fin esos problemas, y aunque todavía la adopción es lenta, está comenzando a convertirse en una alternativa real tanto para dispositivos móviles como portátiles. Y todo gracias al camino iniciado por el USB-A.

Hipertextual

No olvides compartir en >>