Ashleigh Barty y Marketa Vondrousova jugarán la final femenina en Roland garros

Ashleigh Barty y Marketa Vondrousova jugarán la final femenina en Roland garros

Ashleigh Barty

Ashleigh Barty tiene ya seguro subir del octavo al tercer puesto en la próxima lista WTA y en caso de proclamarse campeona ascendería al número dos. Foto: AFP)

La australiana Ashleigh Barty, octava jugadora mundial, y la joven checa Marketa Vondrousova, 38ª del ránking a sus 19 años, se clasificaron este viernes para la final femenina de Roland Garros, donde se disputarán el sábado el título.

Ashleigh Barty le remonta a Amanda Anisimova

Ashleigh Barty tuvo que remontar un set adverso para poder imponerse a la revelación estadounidense de 17 años Amanda Anisimova (51ª) por 6-7 (4/7), 6-3 y 6-3, mientras que Vondrousova sorprendió a la británica Johanna Konta (26ª) por 7-5 y 7-6 (7/2).

Para las dos será su primera final del Grand Slam en categoría individual, aunque Barty tiene ya experiencia en finales de dobles femeninos, donde ha disputado una en cada uno de los cuatro grandes, llegando a ser campeona el año pasado en el Abierto de Estados Unidos.

«Ella está teniendo una temporada muy, muy sólida. En la tierra batida es probablemente donde más cómoda se siente», valoró Barty sobre su adversaria de la final.

Vondrousova no podía ocultar su euforia por su inesperada clasificación al último partido.

«Esto es increíble. Nunca me lo hubiera imaginado. Es la mejor semana de mi vida», afirmó.

Tras la caída el jueves en cuartos de final de la rumana Simona Halep, número tres del mundo y campeona de la pasada edición, Barty quedó como gran favorita al título este año en París, ya que era la única jugadora del ‘Top 25’ del ránking que había conseguido llegar a semifinales.

Hasta este torneo, Barty nunca había pasado de segunda ronda en Roland Garros y en los torneos del Grand Slam su mejor resultado eran los cuartos a los que había llegado en enero en su país, Australia.

La jugadora de Queensland tiene ya seguro subir del octavo al tercer puesto en la próxima lista WTA y en caso de proclamarse campeona ascendería al número dos.

Fin de viaje para Anisimova

La adolescente Anisimova, por su parte, ve cortada su aventura después de un torneo espectacular, en el que no había perdido ningún set hasta esta semifinal y en el que en cuartos derribó con sorprendente facilidad a la campeona Halep.

Con el triunfo de este viernes sobre Konta, Vondrousova se asegura ya entrar en el ‘Top 20’ en la próxima lista WTA y en caso de proclamarse campeona se colocaría en el undécimo lugar.

En caso de proclamarse campeona, Vondrousova sería la segunda jugadora de su país en levantar el trofeo en París, después de Hana Mandlikova, que lo consiguió en 1981 representando a Checoslovaquia. Martina Navratilova, nacida en Praga, ganó dos títulos en Roland Garros, pero representando a Estados Unidos.

Konta, finalista el mes pasado en el torneo de Roma, se queda en puertas de su primera final del Grand Slam por tercera vez. Había perdido las otras dos ocasiones en las que jugó unas semifinales en un grande, en el Abierto de Australia de 2016 y en Wimbledon en 2017.

Fuera de la Central

Las semifinales femeninas de Roland Garros se disputan tradicionalmente el jueves en la pista central Philippe Chatrier, pero este año la lluvia, que suspendió totalmente la jornada del miércoles, obligó a hacer cambios en el programa y a pasarlas al viernes, el día reservado a las semifinales masculinas.

La organización decidió programar las semifinales de mujeres en el primer turno, de manera simultánea, en las pistas Suzanne Lenglen y Simonne Mathieu, la segunda y tercera en importancia de las instalaciones.

La WTA protestó el jueves, considerando «injusto e inapropiado» privar a las semifinalistas de poder jugar sus partidos en la pista central.

La exnúmero mundial francesa Amelie Mauresmo llegó a calificar de «vergüenza» para Roland Garros la programación de las dos semifinales femeninas fuera de la Central.

Este sábado Ashleigh Barty aspirará a convertirse en la primera jugadora australiana en coronarse en la tierra batida francesa desde que ganara Margaret Smith en 1973. En las últimas cuatro décadas, la única tenista australiana en jugar la final en París había sido Samantha Stosur, que cayó en la de 2010 contra la italiana Francesca Schiavone.

AFP

No olvides compartir en >>