Hace 60 años, George Reeves, primer Superman de la tele murió

Hace 60 años, George Reeves, primer Superman de la tele murió de un balazo en la cabeza

Fotos: Agencias

George Reeves (n. 5 de enero de 1914 – f. 16 de junio de 1959) fue un actor estadounidense de cine, teatro y televisión que apareció en importantes películas. (finales de la década de 1930 a la década de 1950 y en una larga lista de películas tipo B) Mejor conocido por su papel de Superman en la exitosa serie de televisión Aventuras de Superman de la década de 1950 y por las especulaciones referentes a las circunstancias de su muerte.

George Reeves: su llegada a la tele

Fue una de las primeras figuras importantes de la entonces naciente industria de la televisión en los Estados Unidos.

En 1951, le fue ofrecido el papel de Superman para una serie de televisión. Inicialmente el actor no se mostró entusiasmado por este papel debido a que pensaba, como muchos actores durante el inicio de la industria de la televisión, que el medio era poco importante y que no garantizaba demasiada exposición. Finalmente aceptó el trabajo por un bajo salario incluso siendo la estrella, y se le pagaba solo durante las semanas de producción.

Los seriales, de media hora de duración, eran filmados en horarios apretados: al menos dos capítulos cada seis días. De acuerdo con diversos comentarios incluidos en los DVD sobre las Aventuras de Superman, múltiples guiones de varios episodios se filmaban al mismo tiempo. Para aprovechar los sets de filmación, por lo que todas las escenas en la oficina de Perry White de tres o cuatro episodios se rodaban el mismo día, todas las escenas en diversos «apartamentos» se hacían consecutivamente, y así sucesivamente.

George Reeves: detalles de su muerte

Según el informe del Departamento de Policía de Los Ángeles, aproximadamente entre la 1:30 y las 2:00 am del 16 de junio de 1959, George Reeves murió de una herida de bala en la cabeza en el dormitorio del piso de arriba de su casa en Benedict Canyon. Tenía 45 años de edad.

Wikipedia

No olvides compartir en >>