Primoz Roglic gana la contrarreloj y es el primero en vestirse de rosado en el Giro de Italia

Primoz Roglic gana la contrarreloj y es el primero en vestirse de rosado en el Giro de Italia

Primoz Roglic

Primoz Roglic, esloveno de 29 años, logró la 30ª victoria de su carrera, octava en contrarreloj

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo), el hombre del momento en el ciclismo mundial, lucirá la primera maglia rosa del 102º Giro de Italia tras ganar, este sábado en Bolonia, la contrarreloj inaugural de la carrera.

Roglic batió por 19 segundos al británico Simon Yates y por 22 al italiano Vincenzo Nibali, en un recorrido de 8 kilómetros con final en el Santuario de San Luca.

 

 

Primoz Roglic está seguro de sus posibilidades

 

 

«Hace tiempo que lo esperaba y vale la pena», dijo Primoz Roglic. «Tenía que ir lo más rápido posible. Hice el trabajo, no pensaba lograr tantas diferencias», seguro de sus posibilidades.

El esloveno de 29 años logró la 30ª victoria de su carrera, octava en contrarreloj. Esta temporada ha ganado las tres carreras por etapas que figuraban en su calendario previo al Giro: Vuelta a Emiratos Árabes, Tirreno-Adriático y Vuelta a Romandía.

Antiguo saltador de esquí, participa por segunda vez en el Giro. En 2016, en su debut, rozó su primera maglia rosa pero perdió por 22 centésimas de segundo la primera crono frente a Dumoulin, ganador de aquella etapa inaugural en Apeldoorn (Holanda).

 

 

‘Superman’ López, mejor joven

 

 

«Fui a fondo, al límite. Di el máximo, tengo que estar satisfecho, pero claro, estoy decepcionado», dijo Dumoulin, campeón del mundo de contrarreloj en 2017 mismo año en el que ganó el Giro, que fue quinto a 28 segundos.

El colombiano Miguel Ángel López fue cuarto, a 27 segundos de Roglic. «Estoy contento de mi resultado, he trabajado mucho la contrarreloj y ha dado sus frutos. Es bonito llevar el maillot blanco (mejor joven) para comenzar el Giro», dijo ‘Superman’.

Entre los favoritos uno de los más decepcionantes fue el español Mikel Landa (Movistar), que se dejó más de un minuto, mientras que su compañero ecuatoriano Richard Caparaz, sorprendente cuarto clasificado en 2018, perdió 46 segundos.

«Estoy muy satisfecho de mi resultado. Todo el trabajo que he hecho en los últimos meses ha ayudado. No me esperaba estar tan cerca de algunos favoritos. En el equipo el líder sigue siendo Mikel Landa, respetamos esta línea», señaló Caparaz.

 

 

‘Lucirla el último día’

 

 

La mayor parte de los favoritos al triunfo final decidió salir en la primera hora, para evitar un posible deterioro de las condiciones meteorológicas. De los grandes nombres, únicamente Yates se mantuvo fiel a la tradición de salir al final de la etapa, en una tarde en la que finalmente el buen tiempo no varió.

Roglic completó los 8 kilómetros, que concluyeron con un ascenso a San Luca, en 12 minutos y 54 segundos. Logró su ventaja en la parte llana, en las arterias de Bolonia, teniendo 11 segundos de ventaja sobre Dumoulin en el punto intermedio.

Continuó ampliando su renta en la rampa de San Luca (2,1 km al 9,7%), sostenido por la locura de los ‘tifosi’.

El domingo la segunda etapa unirá Bolonia con Fucecchio, un recorrido de 205 kilómetros. El final, en las pequeñas colinas de La Toscana, parece ideal para los hombres explosivos del pelotón, que deberían adelantarse a los velocistas (Ackermann, Viviani, Gaviria, Ewan, Démare).

Primoz Roglic es el primer esloveno en llevar la maglia rosa. «Lo esencial es lucirla el último día (2 de junio)», dijo con rotundidad el líder del equipo Jumbo.

AFP

No olvides compartir en >>