Hospital General del Sur: el sueño en decadencia del doctor Pedro Iturbe

Hospital General del Sur: el sueño en decadencia del doctor Pedro Iturbe

Foto: Referencial.

El General del Sur es una bomba de tiempo para la salud

El 19 de abril de 1948, se volvió realidad la idea del doctor Pedro Iturbe, con la inauguración del Sanatorio Antituberculoso, un recinto dedicado exclusivamente al aislamiento y tratamiento de quienes padecían tuberculosis. Sin embargo, con la aparición de medicinas eficaces para las terapias de esta enfermedad, la hospitalización dejó de ser tan obligatoria, por lo que en 1958 el recinto comenzó a ajustarse a las necesidades de la población local.

El 18 de noviembre de 1974 es cuando formalmente se inaugura como hospital general, dispuesto para atender la salud de los zulianos, para el momento ya contaba con una Unidad de Nefrología, microscopio electrónico, edificaciones de consulta externa, emergencia pediátrica, más de 400 camas para hospitalizados, laboratorio y radiología.

Aun así, el proyecto siguió expandiéndose al punto de contar con una sala de hospitalización pediátrica, un jardín de infancia y un auditorio para eventos científicos y culturales, una visión que superó las expectativas del doctor Pedro Iturbe, quien fue homenajeado en el año 1988, cuando el centro de salud adoptó su nombre.

A pesar de la idealización que tenía el doctor Pedro Iturbe con respecto a su centro hospitalario, en los últimos cinco años éste no ha escapado de la cada vez más grave crisis que presenta el país. Protestas por parte de sus trabajadores, quienes exigen aumentos salariales aun cuando en la década de los 60 llegaron a tener hasta una residencia exclusiva: la Urbanización Sanatorio.

Por otro lado, el deterioro de la infraestructura llevó a que los mismos empleados protestaran por “falta de todo”, ascensores averiados, falta de insumos médicos, doctores que dejaron de abrirles expedientes a los pacientes, un banco de sangre que irónicamente no tiene sangre, y un vertedero de desechos quirúrgicos justo a unos pasos de la infraestructura; han sido las huellas que la crisis regional ha ido marcando en este centro de salud.

Como si no fuese suficiente, hoy en día el Hospital General del Sur lleva más de 72 horas en un “cierre técnico”, ocasionado por la interrupción del sistema eléctrico, incidente que dejó seis fallecidos, dos cadáveres descompuestos y la morgue contaminada.

Todo indica que ese mismo recinto que ha estado por más de setenta años al servicio del pueblo zuliano, se convirtió en el paciente con más complicaciones, a la espera de un donante que le salve la vida y lo devuelva a aquellos días en los que era la principal alternativa para los enfermos.

Noticia al Día