El deseo de las madres zulianas: “Quiero sentir el calor de mis hijos que están fuera de mi Venezuela herida”

El deseo de las madres zulianas: “Quiero sentir el calor de mis hijos que están fuera de mi Venezuela herida”

Foto: Referencial

El clamor en su Día siempre será tener a sus hijos cerca

Siempre existen anhelos que embargan las emociones en las fechas especiales, aunque siendo comerciales, llegan al alma materializándose en abrazos inolvidables. Para una madre, tener a un hijo lejos siempre será una página de tristeza. Sin embargo, la debilidad resulta un punto fuerte y este siempre será el amor hacia los que cada día encienden su corazón y sus ganas de vivir.

Para las madres siempre es indispensable compartir el amor de un hijo que es la razón inolvidable de celebrar un segundo domingo de mayo.

“Como quisiera poder ver a mis hijos. Quiero sentir el calor que ellos me transmiten. Por causas que ya sabemos, se tuvieron que ir a Argentina mis dos hijos y desde hace tres años no he podido verlos”, expresó Elida Plata con tristeza en sus ojos.

Cada día aumenta más el índice de venezolanos jóvenes que deciden explorar hacia otras fronteras, buscando nuevas oportunidades, metas y sueños que no se dificultan debido a la desidia que se vive Venezuela.

La comunicación y el seguimiento siempre estarán presentes para mantener la unión familiar.

“Hoy mi Venezuela está herida, pero tengo la fe en Dios que mañana será mejor y podremos ser felices de nuevo, mientras tanto, pasaré mi domingo con los hijos que me quedan aquí y lo poco que tengamos. Lo importante es sobrevivir en medio de lo feo”, dijo Aurora Molina, comerciante.

Son otros tiempos y las madres añoran los momentos de antes, donde toda la familia se reunía con gran algarabía en la casa de la abuelita. Los niños correteaban, la cocina era la excusa para compartir, y el ambiente festivo envolvía de buena vibra junto a la música que se bailaba.

“Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo… En cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado”, Madre Teresa de Calcuta.

 

Johsué Morales

Noticia al Día

No olvides compartir en >>