Cicpc liquidó a dos delincuentes: Uno de ellos implicado en el asesinato del padre del director de la UBV

Cicpc liquidó a tres delincuentes: Uno de ellos implicado en el asesinato del padre del director de la UBV en San Isidro

Foto: Referencial

Una comisión del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) liquidó, el pasado jueves, a dos delincuentes en distintos procedimientos.

El primero de ellos, identificado como Ángel Humberto Romero Villalobos, de 33 años, alias «El Chamuco» se enfrentó a los uniformados en el barrio 13 de abril, parroquia San Isidro, donde minutos después del intercambio de balas, resultó herido y fue trasladado hasta el Centro de Diagnóstico Integral de La Rinconada, donde galenos de guardia certificaron su deceso.

Un vocero policial informó que «El Chamuco» era activamente buscado por estar implicado en el asesinato de Euro Enrique Villalobos Fuenmayor (55), padre del director de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) sede Maracaibo, Eurif Villalobos, en julio del 2017.

Euro se desempeñaba como taxista y la tarde que perdió la vida salió de su residencia en el barrio La Musical, cerca del CDI Plateja, en su Chevrolet Malibú Classic vinotinto, placas VAT37N, hacia la linea Unión Taxis Las Lagunitas, en la que trabajó por 26 años.

Pasadas las 4:00 de la tarde, a Euro le salió una “carrerita”. Un funcionario, cliente desde hace mucho tiempo, lo llamó para que lo buscara y lo llevara hasta su hogar, en el barrio Maisanta, parroquia San Isidro, vía Country Club.

Villalobos dejó al efectivo y cuando salía de la calle 12, dos hampones se le subieron en la parte trasera del vehículo para robarlo. Pero el conductor no accedió a entregar sus cosas.

Ante la negativa del taxista, los criminales lo apuntaron en la cabeza y le dispararon. Los pistoleros, luego de matar al chofer, desistieron en llevarse el carro y huyeron.

Seis meses después, el 11 de enero del 2018 cayó abatido Derwin José Suárez Castellano, de 28 años en la calle principal del barrio Armando Reverol de la parroquia Venancio Pulgar, cuando los sabuesos del Cicpc iban a practicar su detención, y Suárez los recibió a tiros con una pistola, marca COLL, calibre 22.

Suárez era funcionario activo de la Policía Nacional Bolivariana. Tenía cuatro años como oficial agregado. Era el cuarto de siete hermanos y dejó dos hijos menores de edad.

En la reyerta el delincuente resultó herido y murió a su llegada al CDI La Plateja.

Por otro lado, el segundo enfrentamiento se registró en calle 91-95 del barrio Ocumare, parroquia Francisto Eugenio Bustamante, cuando Nerio Antonio Chourio Parra, de 24 años disparó en contra de los efectivos, resultando abatido.

El hampón estaba relacionado en tres homicidios, uno de ellos un cuádruple en La Cañada de Urdaneta. En el procedimiento se recuperó un arma de fuego.

Ambos cadáveres fueron ingresados a la medicatura forense de Maracaibo para la autopsia reglamentaria.

El último procedimiento se llevó a cabo en el sector 23 de enero del municipio Valmore Rodríguez luego que Luis Enrique Morales Colina, de 20 años cayera abatido por funcionarios del Cicpc Eje Mene Grande

Tras un patrullaje realizado en la barriada los uniformados avistaron a Morales, quien desenfundó su arma de fuego, tipo escopeta y disparó sin pensarlo. En el intercambio de proyectiles el hampón resultó gravemente herido. Sin embargo, los efectivos lo trasladaron hasta un centro hospitalario, pero minutos después pereció.

Morales estaba solicitado por el delito de robo.

 

Noticia al Día

No olvides compartir en >>