Banda "Los Lancheros" hace de las suyas en el barrio Lago y Sol

Al estilo de Barba Roja y Morgan, Piratas del Lago llegan tipo comando y hacen de las suyas todas las noches en Lago y Sol

Foto: Rafael Bastidas

Más de 20 hombres encapuchados, a bordo de dos lanchas, se orillan y bordean el sector con armas largas en sus manos

 

Un silencio ensordecedor retumba a la par de la fuerte brisa que se respira en el barrio Lago y Sol, a orillas del Lago de Maracaibo, parroquia Coquivacoa, donde sus calles se encuentran solitarias: el miedo por los constantes robos mantiene a sus habitantes encerrados en sus casas, a la buena de Dios.

Varias viviendas de la zona son vendidas por temor a los constantes robos

Entre los caminos de arena y piedras que constituyen la barriada, recorrida por el equipo reporteril de Noticia al Día, se refleja el temor sembrado por la denominada banda criminal «Los Lancheros».

«Se Vende», «En Venta», es lo escrito en las paredes de varias viviendas, donde miembros de esa organización delictiva han robado a diestras y siniestras.

Habitantes de la zona denuncian que todas las noches, en medio de los constantes apagones eléctricos que se registran en la región zuliana, los integrantes de esa banda aprovechan y asechan al sector, donde aunado a las calamidades que viven por la falta de servicios públicos como agua, iluminación, asfaltado, red de aguas servidas, también tienen que lidiar con la ola de inseguridad.

Más de 20 hombres encapuchados, a bordo de dos lanchas, se orillan y bordean el sector con armas largas en sus manos.  Posteriormente, zarpan de los botes a esa tierra firme que se encuentra en el olvido, en decadencia.

Una vez las pisadas de los delincuentes en la zona, que convulsiona con su llegada, anuncia lo que desde hace más de 30 días padece la comunidad:  disparos, afortunadamente, al aire; las amenazas a quienes intentan asomarse, y golpes para quienes toman como rehenes mientras desvalijan los inmuebles.

Este constante modus operandis que, según los vecinos que prefieren resguardar sus identidades por temor a represalias, ha sido denunciado ante los cuerpos policiales del Estado que se muestran silentes, de brazos cruzados, mientras que los sanguinarios siguen llevándose electrodomésticos, dinero, vestimenta y comida de las casas donde ponen el ojo, al igual que el terror.

 

La faena de los pescadores se ha paralizado por el temor a que le roben sus lanchas y motores

Una posible masacre

Los pescadores de la zona denuncian que sus jornadas diarias se han visto truncadas desde que esta banda decidió apoderarse del sector y cometer sus fechorías. Las lanchas, los motores, los pescados y el poco dinero que puedan adquirir, es resguardado en otras comunidades para evitar quedar en la ruina.

Ante esta situación, los vecinos de la barriada indicaron que conformaron un grupo con los mismos habitantes, quienes en los últimos días han encarado a los miembros de esa banda.

«Justo escuchamos los motores de las lanchas en las noches, comenzamos a tocar pitos y cacerolas para indicar que debemos salir a resguardar lo nuestro», apuntó una habitante.

Los moradores catalogan el accionar como arriesgado, pero aún no tienen otra alternativa. Sin embargo,  temen que en otro enfrentamiento verbal los acechadores puedan responder con disparos ante decenas de habitantes que solo exigen vivir en tranquilidad y resguardados por los cuerpos policiales.

En una sola voz los afectados exigen al gobernador Omar Prieto,  a los funcionarios de la Guardia Costera y a los uniformados del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), mayor seguridad y constante patrullaje en el sector para que desmantelen la organización, de la cual indicaron tiene hombres que habitan en Santa Rosa de Agua en Maracaibo y en Los Puertos de Altagracias, municipio Miranda.

 

 

 

Noticia al Día 

Fotos: Rafael Bastidas