Presidente de la Aviem a Panorama: “Es falso que las lluvias produjeron la falla”

Presidente de la Aviem a Panorama: “Es falso que las lluvias produjeron la falla”

Siguen las incógnitas y la incertidumbre en torno a  apagones adjudicados a “averías” que derivan de las  lluvias y cortes por racionamientos que todavía no tienen cronograma oficial.

Ante las dudas los zulianos se preguntan: “Si esta última interrupción fue supuestamente producto de lluvias, ¿qué pasará cuando caiga un aguacero?, ¿nos quedaremos sin energía por semanas o meses, acaso?”.

Pese a que las autoridades regionales no han dado mayor detalle de la oscuridad a la que se sumió la Costa Occidental zuliana, luego de una explosión en la S/E Raúl Leoni y de que “lluvias en las adyacencias de la S/E Cuatricentenario” generaran la interrupción, expertos opinan al respecto.

“Es mentira que los apagones en el estado Zulia fueron producto de las lluvias (…), no es posible que las lluvias hayan generado la interrupción. El gobernador (Omar Prieto) miente porque el Zulia tiene la generación termoeléctrica en el suelo: Ramón Laguna apagada, Termozulia en 300 megavatios y ‘Rafael Urdaneta’ apagada, depende única y exclusivamente del desarrollo hidroeléctrico del Bajo Caroní, de lo que se produzca en casa de máquinas 2, línea 1765”, sostuvo Winston Cabas, presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesionales Afines (Aviem).

Cabas aseguró, además,  que “es falso que del Guri se estén recibiendo 700 megavatios, pues desde ahí no está “llegando ningún megavatio desde el Guri, esa es la razón”.

El gobernador Prieto dijo recientemente que del Sistema Interconectado Nacional (SIN) recibimos 700 Mw, más 100 Mw autogenerados en las termoeléctricas, que sumarían apenas 800 Mw, menos de la mitad de lo necesario para el Zulia “que tiene instalados de 2.300 a 2.500 megavatios y necesita entre 1.800 y 2.100 Mw. Autogenerados pueden ser de 50 a 100 Mw”, a juicio de Cabas.

El SIN “no está produciendo la cantidad  de megavatios suficientes para que le lleguen al Zulia”, correspondiente “a 200 o 300 Mw y eso es mucho”.

El secretario de Gobierno del Zulia, Lisandro Cabello, destacó ayer que “no es nuevo que este tipo de llovizna afecte el sistema eléctrico” y precisó que “toda la noche estuvimos trabajando y rescatando el sistema, cosa que hemos ido logrando”, pues la afectación ocasiona que se dañen “cosas importantes, pero estamos haciendo la gran inversión”.

Cabello, no obstante, se abstuvo de ofrecer detalles y adelantó que estos serán ofrecidos por el gobernador Prieto “en las próximas horas”.

La falta de un cronograma de racionamiento oficial genera mucha zozobra, es lo que se escucha en los hogares zulianos. Horarios que desde un principio no encajaban con los anunciados por Corpoelec para la región occidental y que pueden distar del 6×6.

“Ese plan de racionamiento que está implementando el Gobierno data del 2016, cuando en este país se generaban entre 10 mil y 13 mil megavatios”, señaló el experto en electricidad. Sin embargo, “hoy se están generando apenas entre 4.500 y 6.500 megavatios en total de todas las hidroeléctricas y termoeléctricas, día a día”.

De esos menos de 7.000 megavatios, “1.000 se quedan en Caracas, o sea, hay 5.000 para todo el país, por ello es que hay un severo racionamiento”, refirió el  también miembro del Colegio de Ingenieros de Venezuela.

Hasta ayer, comunidades marabinas como el barrio Raúl Leoni, del sector la Curva de Molina, sumaban 44 horas sin electricidad, “desde el viernes a las 4:55 pm. cuando se fue y volvió solo por dos horas. Apenas hoy (ayer) al a la 1:05 pm. no llegó”, testificó Marelva Urdaneta, habitante de ese sector.

Lo que sí ya es oficial es la extensión de la administración de cargas, pues el ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Igor Gavidia, aseveró que el plan de racionamiento, que arrancó desde el primero de  de abril, podría prolongarse hasta por un año. Si embargo, sobre lo que ocurre en el Zulia el nuevo ministro aún no se ha pronunciado.

Por otro lado, una fuente ligada a la  cartera eléctrica aseguró al portal colombiano El Espectador que  detrás de los apagones ocurridos en marzo hay algo  mucho más grave de lo que se piensa: Venezuela podría quedarse sin energía por un largo período, pues “solo uno de los tres grandes transformadores que surten de energía a los 23 estados del país está en funcionamiento y amenaza con colapsar”.

Rusia y China pretenden ayudar, pero quienes tendrían la tecnología para ese tipo de instrumentos son EE. UU. y Alemania.

El funcionario —quien ocultó su identidad por motivos de seguridad— apuntó que  el 7 de marzo se disparó una alarma de sobrecalentamiento en los tres transformadores del Guri, lo que trajo como consecuencia que dos dejaran de funcionar, pero uno ‘sobrevivió’ y para evitar su explosión se tuvo que cortar la transmisión de energía.

“Ese transformador está disminuyendo su generación de energía y puede dejar de funcionar en cualquier momento. Si no se resuelve la situación estado por estado, el país entero se puede apagar por más de 39 días o hasta que se tengan los transformadores de recambio”,  comentó la fuente.

La declaración de otra fuente cercana al ministro Gavidia, a la cual tuvo acceso Panorama confirmó que actualmente no existen piezas de recambio para los transformadores y que solo hay tres empresas capaces de conseguirlas: Alstom Power (Estados Unidos), Andritz (Austria) y el Grupo ABB (Alemania), pero ninguno de estos países estaría  dispuesto a ayudar al gobierno de Nicolás Maduro.

 

Panorama 

No olvides compartir en >>