Fe y esperanza (Dra. Judith Aular de Durán)

Fe y esperanza (Dra. Judith Aular de Durán)

esperanza

Dra. Judith Aular de Durán

Nos encontramos nuevamente en la Semana Mayor. Esos días que nos recuerdan la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, luego de la Cuaresma.

Esta época es propicia para la rectificación y el acercamiento con Dios, pedir perdón por los pecados y errores cometidos, para que bajo la sombra del Omnipotente podamos transitar por los duros momentos que estamos viviendo en el país.

Su Santidad, el Papa Francisco,  en su tradicional Angelus del Domingo de Ramos, ha señalado que Jesús nos muestra cómo afrontar los momentos más difíciles y las tentaciones más insidiosas, manteniendo en nuestros corazones una paz  y la plena confianza hacia Dios Padre.

En la eucaristía, el Papa también le ha enviado un mensaje especial a los jóvenes: “ustedes pueden encontrar ideas fructíferas para su propia vida y su propio camino de crecimiento en la fe y en el servicio a sus hermanos y hermanas”.

Es necesario que todos los venezolanos y principalmente nuestros jóvenes, no perdamos la fe y la esperanza. Estoy segura que “después de las nubes, el sol” y como lo dicen las Sagradas Escrituras: “Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.” (Ap. 21:5)

El tiempo de Dios es perfecto, solo Él sabe cuándo ocurrirá el verdadero cambio que necesitamos, solo debemos tener calma y aguantar como los mejores guerreros de Dios que hemos demostrado ser, al frente de esta dura batalla.

Tenemos el firme propósito de seguir construyendo el país que queremos.  La Universidad del Zulia, seguirá dándole a Venezuela y a este estado los mejores profesionales, con alto nivel académico, capaz de desenvolverse en cualquier escenario que la sociedad lo amerite.

Surcamos aguas turbias, es cierto. Pero nuestra fortaleza y confianza en Dios,  como gerentes académicos, nos dan la seguridad de que más temprano que tarde nuestra institución ha de ser lo que siempre ha sido: “un faro de luz perenne a la orilla del Coquivacoa”.

Desde la Parroquia Universitaria “San Juan Crisóstomo y San Juan Pablo II” elevamos plegarias por la paz y la unión nacional,   por nuestros jóvenes universitarios,  para que puedan cumplir sus sueños y sus metas y por todos los venezolanos, para que Dios derrame infinitas bendiciones y nos ampare siempre.

Dra. Judith Aular de Durán

Vicerrectora Académica de LUZ

[email protected]

No olvides compartir en >>