Así cuenta la catástrofe eléctrica un niño de 11 años (Santiago Cuevas)

Así cuenta la catástrofe eléctrica un niño de 11 años (Santiago Cuevas)

Santiago Alfonso Cuevas Iriarte

Soy Santiago no tengo electricidad. Están robando carros y tiendas. Tengo 11 años de edad, hay alguien tocando la puerta. ¿ Quienes son? «Sólo vamos a pedirles un poco de agua.  No tengo casa, ni  hambre, sólo sed» Se fueron tranquilitos. En la noche pensé ¿Qué pasaría si fueran saqueadores?

Mi casa es una muy grande le gustaría a cualquiera robar aquí. Dormí mal, con el frío que hacía, pero a las 1:00 am vinieron mosquitos.

Segundo día : Desperté, me hice cereal, siento que alguien nos observa. En mi ventana pasan unos tipos a jugar dominó tengo miedo de ellos, han instalado una planta, pero, si la prenden sólo funcionará un ventilador

¿Qué es eso? Veo unos helicópteros pasando por la zona se nos acaba la comida. Plantamos naranjas y duraznos, tengo frío pero me mantendré caliente, en los hospitales no puedes entrar sin ropa, creo que tengo que ir a la casa a dormir.

Tercer día : el presidente Maduro hace trampa en las elecciones, los que jugaban dominó se fueron, ha venido un Policía ha dicho que han robado un hipermercado donde vendían comida y agua, han crecido las naranjas y los durazno.

Ya tenemos comida pero eso no nos durará mucho tiempo, he pensado, si robaron el hipermercado por eso vino el hombre con sed.

Alguien está pidiendo ayuda su casa. ¡Se quema! gritaba: fuego fuego. Me llego un mensaje de mi amigo Gabriel digo Grabriel: no lo ayudes lo que hacen es quemar casas de otras personas para que los vecinos salgan y robar.

Me duermo, cuarto día: Veo cosas raras ya no se qué es la televisión, Que pasó con la electricidad han dicho que fue un acto terrorista pero no lo creo, me llega otro mensaje de Samuel, mi otro amigo, Samuel: dicen que ha llegado la electricidad en varios Estados. Empezamos a contarnos chistes para entretenernos, han arrestado al «quemacasas» pero no nos llega la luz.

Ha llegado la luz cerca de aquí a las doce pm. ¡Llegó la luz! Empezamos a gritar ¡llego llego llego la LUZ! pero, esto no se termina.

Santiago Alfonso Cuevas Iriarte

No olvides compartir en >>