La dramática historia de Sor Sonrisa, la monja cantante quien arruinada y deprimida se suicidó con su amiga y amante hace 33 años (+Video)

La dramática historia de Sor Sonrisa, la monja cantante quien arruinada y deprimida se suicidó con su amiga y amante hace 33 años (+Video)

Arreglando el desastre de uno de los closet de mi cuarto me encontré con unas partituras de cuando practicaba música y teatro allá en los tiempos de mi más tempranas juventudes, y entre ellos encontré la letra y música para flauta y guitarra de “Dominique Nique Nique” de la Monja más famosa de la década de los sesenta Soeur Sourire, también conocida como The Singing Nun en inglés y Sor Sonrisa en español. Aquellos papeles ya amarillos me llevaron a recordar la inocencia de aquellos años y lo terrible de la vida de aquella monjita que a todos cautivo y que por desgracia termino suicidándose.

Sor Sonrisa, llamada realmente Jeanne-Paule Marie Deckers, en religión Hermana Luc-Gabriel, nace el 17 de octubre de 1933 en Bruselas, Bélgica, en el Hospicio de la Rue du Grand. Su padre fue un panadero de 30 años, Henri Lucien, y su madre una ama de casa de 21 años, Gabrielle Denis, con la cual Jeanne o Sor Sonrira nunca se llevo bien, pues según los biógrafos la madre nunca la quiso, pues fue producto de un embarazo no deseado.

Después de una infancia donde el maltrato materno fue el pan de cada día, llega la segunda Guerra Mundial, su padre se alista activamente a la Resistencia y el recuerdo de los bombardeos, de los soldados, la crueldad de los Nazi y el alejamiento de un padre que adoraba y que era su más fiel referencia la marcan para siempre. Aún así, en plena guerra hace su Primera Comunión. Después de la guerra, estudió en la Universidad de Lovaina y en París, su sueño era convertirse en educadora de arte, pero fracasa, y tratando de huir de los maltratos maternos se inscribe en 1954 en el Instituto Dominicano de Sainte-Anne en Gosselies . Tres años más tarde entra en el Convento Dominico ya como monja donde se le asigna el nombre de Luc-Gabrielle , quien fue elegido por la combinación de los nombres de sus padres.

En el convento comienza a entretener a las otras monjas con su festiva y alegre personalidad y especialmente con sus letras, composiciones y arreglos musicales, que ella misma tocaba y cantaba con su guitarra. Estas aficiones musicales fueron de gran utilidad para ella y las dominicas en sus actividades de misioneras. Así que, dos años después de tomar los votos, el 24 de octubre de 1961, la disquera Phillip le contrata y graba en los estudios de Bruselas la canción quela hizo la monja más famosa del mundo: “Dominique Nique Nique”.

Este contrato musical con la Phillip fue orquestado por la superiora del convento y los altos gerentes de la disquera, donde se decidió que no apareciera el nombre ni la imagen de Jeanne en las portadas. El seudónimo «Soeur Sourire” se debió a un panel de escuchas encuestados, quedando propiedad de su editor y su convento. En razón de sus votos de pobreza y obediencia los derechos de autor fueron a parar al convento. Jeanne así lo firmó, además que sus votos no le permitían recibir dinero, ella como las otras monjas dominicas debían vivir como Cristo en la pobreza.

En 1963 la canción Dominique alcanzó una enorme popularidad, la frescura de su voz, su letra, y la simplicidad aparente de su fe le ganaron la simpatía de todos. “Dominique Nique Nique” llegó a todos los rincones del mundo y la canción fue escuchada y cantada por católicos y no católicos, por los creyentes y por ateos. La canción se colocó en primer lugar de las listas Billboard de Norteamérica permaneciendo ahí por más de tres semanas desplazando a The Kingsmen con el tema: «Louie Louie» y superando igualmente al cantante del momento Elvis Presley.

El anonimato de la monja despertó la curiosidad de la prensa, y se corrió la voz de que la monjita era poseedora de una belleza proporcional a la pureza angelical de su alma. Muy pronto El famoso programa americano «El Show de Ed Sullivan» junto con otros periodistas de todo el mundo se trasladaron hasta al convento donde se encontraba Jeannine, para dar a conocer a la exitosa joven que había entregado su alma y espíritu a Dios. Años más tarde basado en Jeannine se rodó el filme The Singing Nun (1965) basado en la vida de la monja y como estelar en el papel de Sor sonrisa a Debbie Reynolds. La actriz no guardaba ningún parecido con su modelo cuyo rostro permaneció desconocido. En el film se le agregó un romance con un supuesto hombre y que fue interpretado por el actor Chad Everett. Este supuesto romance estaba muy alejado de la realidad, ciertamente Jeanne era lesbiana, pero Hollywood necesitaba incluir un amor heterosexual para seguir contribuyendo con el mito de la mujer pura que decepcionada del amor se refugia en Dios y termina convirtiéndose en monja.

En 1966, Jeanne Deckers o Sor Sonrisa convencida de su falta de vocación, y considerando la vida en el convento como anacrónica, deja la orden de los dominicos el 4 de julio, sin que ellos le provean viático alguno. Se vuelve a cambiar el nombre por el de » Luc Dominique » y se va a vivir a casa de su gran amiga Annie Pecher (nacida en 1944), en realidad eran más que amigas, siempre se habían profesado un gran cariño y ahora que estaban juntas y sin limitaciones, no tardaron en volverse amantes.

Mientras tanto continua con su carrera musical como solista y en 1967 con el sobrenombre artístico de Luc Dominique (la orden de las Dominicas le prohibió terminantemente seguir usando el nombre de Sor Sonrisa y pidió que se retirara del mercado el primer disco, grabado bajo ese seudónimo), la peculiar cantautora realizó su segundo álbum, “Je ne sui pas una vedette” o en inglés “I Am Not a Star in Heaven”, pero resultó un rotundo fracaso, aun cuando algunos de los cortes del mismo produjeron cierta controversia debido a su fuerte contenido de protesta contra el machismo y el control de la iglesia.

Una de las canciones del nuevo disco se llamaba “La Pilule d’Or” (La píldora de oro) y hablaba de las ventajas de las pastillas anticonceptivas, aquí les envío la primera estrofa y el estribillo, primero en francés y luego en español:

Quand nos grands-mères se mettaient en ménage
On leur disait «Ma fille, sois bien sage
Sois soumise à ton mari
Mets au monde une grande famille
Les enfants que Dieu t’envoie
Accueille-les dans la joie»

La pilule d’or est passée par là
La biologie a fait un nouveau pas
Seigneur, je rends grâce à Toi

Cuando nuestras abuelas inclinaban sus cabezas en el hogar
Nos dijeron: «Mi hija, sepa
Que estará sujeta a su marido
Ponga una familia numerosa en el mundo
Y los hijos que Dios le envía
Debe darle la bienvenida con alegría”

La píldora del oro ha estado allí
La biología ha dado otro gran paso
Señor, doy gracias a ti

En la canción que da nombre a esta segunda producción «Je ne sui pas una vedette» Jeanne nos habla de la muerte de Sor Sonrisa y su evolución a una nueva mujer Jeanne Deckers, que aunque sin los habitos del convento sigue siendo solidaria con la humanidad “Sor Sonrisa ha muerto, Dios es la única estrella”:

Je réclame de mes frères
Le droit d’évoluer.
De vivre solidaire,
Parmi eux, consacrée.
En short ou en tunique
Blue jeans ou pijama…
Elle est morte, Sœur sourire
Elle est morte, il était temps!
J’ai vu voler son âme, À travers les nuages,
Dans le soleil couchant.
Soeur Sourire est mort
Dieu est la seule star…

Yo reclamo a mis hermanos
El derecho de evolucionar
De vivir solidaria
Entre ellos, consagrada
En short o en túnica
Blue jeans o Pijama…
ella ha muerto, Sor Sonrisa
ella ha muerto, ya era tiempo
Vi volar su alma entre nubes
Llegando hasta la puesta del sol.
Sor Sonrisa ha muerto,
Dios es la única estrella…

Convertida en una genuina cantante de protesta, la autora de la ingenua “Dominique” emprendió una gira por Canadá y los Estados Unidos, con canciones contra la guerra, el establishment y por supuesto contra la Iglesia Católica que el 25 de Julio de 1968, el papa Pablo VI, dicto la carta Encíclica Humanae Vitae, donde se prohíbe cualquier método anticonceptivo porque según ellos son contrarios a la naturaleza que Dios ha dado para reproducirnos. Pero tanto la gira como el disco fue un fracaso, lo mismo que su libro “inspiracional” Vivre Sa Verité (Vivir su verdad).

En marzo de 1974 aparece su primer problema con el fisco, durante su tiempo como una monja y cantante la «Orden de los Dominicos” tomó todo el dinero que había ganado su famoso canto “Dominique » y la Agencia Tributaria le exigía el tributo pertinente, no obstante la iglesia se resiste a pagar siendo la institución dominica la verdadera enriquecida con el disco.

Cansada y llena de frustración, Jeanne decidió dejar el canto por la paz y con su compañera de vida y pareja Annie, abrió una escuela para niños autistas. Por un tiempo vivieron tranquilas y felices, pero no fue así, el gobierno belga exigió el pago de ochenta mil dólares en impuestos por las regalías de la canción “Dominique” y el álbum debut Soeur Sourire. La ex monja alegó que todo ese dinero había quedado en manos de las dominicas, pero las autoridades no aceptaron sus argumentos y le abrieron un juicio que se prolongó durante largos años, hasta 1982.

Jeanne, presionada por los problemas, empezó a consumir drogas y alcohol, como una forma de aminorar la situación. Esto la llevó a sufrir de depresión y tuvo constantes crisis nerviosas. Trataba de conseguir dinero extra mediante clases de guitarra para niños, pero lo que ganaba era insuficiente para cubrir la enorme deuda. Incluso quiso regresar como Sor Sonrisa y grabar un nuevo disco a principios de los ochenta. Produjo entonces un disco y hasta sacó un video, pero no tuvo el menor efecto económico a su favor.

Jeanine Deckers perdió el juicio contra la administración belga. Su escuela fue embargada y ella junto con su amante quedaron en la más completa ruina. Jeanne y Annie siguieron juntas y trataron de salir adelante, pero no lo consiguieron. El 29 de marzo de 1985, hicieron un pacto suicida y tomaron una sobredosis de pastillas y alcohol. Fueron halladas muertas en su pequeño apartamento de la ciudad de Wavre, en Bélgica. Les quedó el póstumo consuelo de que fueron sepultadas una al lado de la otra.

“¿Soy una fracasada? Trato de permanecer honesta conmigo misma, busco la verdad y hago el intento de cuestionar todo en mi vida… Hace diez años, habría dicho que soy una perdedora. Hoy día no pienso en términos de perder o ganar. La vida es un continuum. Estás constantemente en camino. Un día me siento bien y al siguiente me siento mal. Todo es soportable. ¿Volvería a hacer las cosas iguales otra vez? Esa no es una buena pregunta. No podría. Tú no puedes hacerlo todo igual de nueva cuenta. Voila”.
Jeanne Deckers (Sor Sonrisa)

DOMINIQUE

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

A l’époque où Jean Sans Terre
D’Angleterre était le roi,
Dominique, notre Père,
Combattit les Albigeois.

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

Certain jour, un hérétique
Par des ronces le conduit,
Mais notre Père, Dominique,
Par sa joie le convertit-

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

Ni chameau, ni diligence,
Il parcourt l’Europe à pied,
Scandinavie ou Provence,
Dans la sainte pauvreté.

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

Enflammá des toutes écoles
Filles et garçons pleins d’ardeur,
Et pour semer la parole,
Inventá les Frères Prêcheurs.

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

Chez Dominique et ses frères,
Le pain s’en va à manquer,
Et deux anges se preséntèrent,
Portant deux grands pains dorés.

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

Dominique vit en rêve
Les prêcheurs du monde entier
Sous le manteau de la Vierge
En grand nombre rassemblés.

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu,

Dominique, mon bon Père,
Garde-nous simples et gais
Pour announcer à nos frères
La Vie et la Verité.

Dominique, nique, nique,
S’en allait tous simplement
Routier pauvre et chantant.
En tous chemins, en tous lieux,
Il ne parle que du bon Dieu,
Il ne parle que du bon Dieu.

DOMINIQUE
(Versión en Español)

Dominique, nique nique,
pobremente por ahí
va él cantando amor
Y lo alegre de su canto
solamente habla de Dios
De la palabra de Dios.

Juan sin tierra en su era
de Inglaterra era Rey
Dominique nuestro padre
pecadores combatió.

Cierto día en el camino
Un ateo se encontró
Pero el padre Dominique
con su fe lo convirtió.

Sin carruaje ni caballo
todo el mundo recorrió
Y con su santa nobleza
a los pobres socorrió.

Contagió a todos los niños
de su gran amor a Dios
Y a las hermanas piadosas
en su Orden les fundó.

En casa de Dominique
no había nada que comer
Y ángeles con panes de oro
del cielo fueron a él.

Dominique padre nuestro
cúbrenos con tu gran fe
para que nuestros hermanos
siempre logren la verdad.

 

Tomado del blog: Los mínimos y los máximos de Félix Esteves

No olvides compartir en >>