La disfunción eréctil ha aumentado un 15% en jóvenes según el Boston Medical Group

La disfunción eréctil ha aumentado un 15% en jóvenes según el Boston Medical Group

Muchas veces se cree que los jóvenes no tienen ningún tipo de problemas en cuanto a su vida sexual se refiere pero, la verdad es que no todos los jóvenes tienen el privilegio de disfrutar de una vida sexual completamente plena. Aquí entra el tema de la disfunción eréctil

 La disfunción eréctil,  se conoce como la incapacidad de obtener y mantener una erección que permita empezar una relación sexual y mantenerla por un periodo de tiempo satisfactorio para ambos miembros de la pareja.

Este inconveniente afecta a cada vez más hombres pero, además a edades más tempranas asunto de gran preocupación tanto para los especialistas como para la sociedad en general. Este problema se origina en gran medida debido a los hábitos alimentación y, otro factor que posiblemente puede incidir son los cambios bruscos de clima,

Según un estudio realizado por el Boston Medical Group los pacientes que buscan una consulta con un especialista debido a este problema ha aumentado un 15% y, no solo buscan tratarse a nivel físico. También muchos jóvenes que padecen disfunción eréctil combinan las consultas médicas con consultas psicológicas, pues se ha comprobado que en algunos casos  la disfunción eréctil se origina por nerviosismo e inseguridades, afecciones que deben ser tratadas por un psicólogo

Este 15% del que hablamos anteriormente viene dado por los tratamientos a más de 16.000 pacientes con D.E. desde 2011. Un dato relevante y signo de destacar, es que 1 de cada 4 pacientes con este problema son jóvenes de menos de 45 años. Esto demuestra que asociar esta afección con la edad adulta es un error puesto que realmente esta enfermedad puede aparecer en hombres de cualquier edad.

Una de las posibles causas del aumento de la disfunción eréctil en jóvenes es el alto consumo que existe hoy en día de los llamados “medicamentos falsos”  estos medicamentos, suelen presentar en sus etiquetas información fraudulenta acerca de sus componentes y su fabricantes.

Estos medicamentos pueden ser productos con los principios activos correctos en un envase falsificado o productos con una composición incorrecta, que no contienen principios activos o estos son insuficientes. Con este tema se debe ser cauteloso pues, la mayoría de estos medicamentos falsos se encuentran a la venta vía Internet.

Luego de haber consumido estos medicamentos y, verse afectados es cuando los pacientes acuden desesperados a reconocidos centro de salud como Boston Medical Group, buscando una solución.

Otro de los motivos de presentar difusión eréctil son los hábitos y estilos de vida de los jóvenes, quienes por lo general consumen alcohol y al hacerlo se acceden. Añadido a esto tenemos que mencionar también el consumo de drogas y la permanente experimentación con los sicotrópicos en general.

Se sabe que de los varones tratados por Boston Medical, el 70 % de los pacientes entre 26 y 35 años consume eventualmente alcohol y que el 66% de los que tienen entre 36 y 45 años también lo hacen. Adicional a eso se conoce que 1 de cada 4 pacientes tratado en ese  centro médico fuman

Pero, algo aún más impresionante es que un 90% de los casos con difusión eréctil presentan como raíz del problema una causa orgánica que por consiguiente les origina la difusión. En su mayoría los pacientes presentan mala circulación de la sangre siendo ese el motivo por el que no logran mantener una erección por un tiempo aceptable. Dentro de esta categoría entran los pacientes diabéticos

 El otro 10% que resta de pacientes presenta este problema debido principalmente a problemas psicológicos. Esto se puede evidenciar al momento de la relación sexual e si, cuando el paciente suele sudar frío o incluso llegar a llorar unas pocas lagrimas porque su miembro no funciona correctamente.

A nivel psicológico la disfunción eréctil se asocia al miedo que asienten muchos hombres de no dar la talla al momento del encuentro sexual o, a presiones económicas que el paciente éste viviendo en ese momento.

Existen algunos hábitos que pueden ser cambiados para evitar sufrir disfunción eréctil: Principalmente para los pacientes fumadores se les recomienda dejar el tabaco pues, debemos recordar que éste contiene nicotina y, la nicotina es vasocontrictora  es decir, tapa venas y arterias.

Recordemos que el pene para tener una erección necesita un gran flujo de sangre, y, al fumar el efecto de la nicotina impide que la suficiente sangre llegue al miembro y, es por eso que no  se da la tan deseada “erección prologada”.

Disminuir el consumo de alcohol  sin duda también ayuda a alcanzar una erección prologada, esto no quiere decir no consumir al alcohol  sino que se debe ser comedido en la ingesta de éste. El alcohol ocasionalmente ayuda a relajar al cuerpo liberándolo del estrés y ayudando a tener un mejor flujo sanguíneo, aspecto indispensable para una erección.

Alejarse de las drogas es vital para una buena erección pues, consumirlas puede afectar de manera permanente el sistema nervioso central y, también tapan las arterias y venas impidiendo el flujo sanguíneo.

En relación a la alimentación se recomiendan alimentos bajos en grasa u, mayormente ricos en hierro, zinc y potasio. Se debe llevar una alimentación lo más balanceada posible, incluso se recomienda asistir a un nutricionista de ser necesario.

Por otra parte, se recomienda practicar deportes (trotar, nadar, andar en bicicleta) y, por sobre todo tener una vida sexual activa pues, esto ayuda a mantener el autoestima alto influyendo positivamente en el logro de las erecciones.

Vania Vasquez/ Noticia al Día  

Con información/ bostonmedicalgroup.es

No olvides compartir en >>