Historia de la etnia Pemón de la Gran Sabana Venezuela

Los enigmas y misterios del pueblo Pemón: Una etnia con resistencia ancestral

El puje del pueblo pemón se ha enfrentado en la frontera de Venezuela con Brasil ante fuerzas de seguridad para apoyar lo que habría sido la entrada de la ayuda humanitaria

El pueblo pemón es noticia y no precisamente para dar a conocer sus costumbres, sino por el asesinato de cuatro de ellos además de 43 heridos de bala por apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria en la frontera selvática, tal como lo denunció José Vielma diputado del Consejo Legislativo del Zulia.

Los Pemones, habitantes comunes en la Gran Sabana y todo el Parque nacional Canaima, son considerados como un pueblo tranquilo,  amigable, simpático y todavía cargado de esa inocencia de la montaña, alejado de tantas cargas de estímulos de estos días tan acelerados, sin embargo, se han tenido que ir adaptando a ver su hábitat impregnado de turistas y curiosos de todos lados del mundo a ver sus maravillosas tierras.

Esta etnia vive en la meseta de pastizales de Gran Sabana salpicada de montañas de mesa donde el Salto Ángel -la cascada más alta del mundo- se precipita desde Auyantepui en el Parque Nacional Canaima. Los Makuxi, que también son hablantes de Pemón, se encuentran en Brasil y Guyana en áreas cercanas a la frontera con Venezuela.

La palabra «Pemón» se ha usado para agrupar a todas las etnias de que comparten una cultura común, ellos mismos usan esta palabra como gentilicio de entre sus pobladores y podría traducirse en algo similar a «Persona» o «Gente».

El Pemón se ha venido adaptando de manera progresiva a los cambios originados por la construcción de la carretera internacional Troncal 10 que cruza el Parque Canaima y La Gran Sabana hasta Brasil, lo que ha originado un flujo bastante importante de turistas por toda esta región, además la dinámica comercial de ambo países se ha incrementado sustancialmente con la construcción de esta moderna vía terrestre.

De tal forma que el Pemón se ha visto en la necesidad de adaptar en su vida diaria esa realidad turística de la cual también forma parte integral, maneja los entornos naturales, los cuida y vende mercancías fabricadas por ellos mismos, logrando así un ingreso económico.

A pesar que han sufrido diversas intervenciones en sus creencias, básicamente el Pemón no cree en un ser supremo único y creador de todas las cosas, más bien su vida está marcada por la existencia casi mítica de ciertos seres que manejan diversos estados de la conciencia y los sitios, como especie de demonios o Dioses con poderes específicos sobre una situación o lugar en determinado.

Forma de vida de un Pemón

La vida de los pemones es a grosso modo tranquila, que no es lo mismo que pasiva. En el último cuarto de siglo, la presencia del Gobierno venezolano ha aumentado sustancialmente en el área de Santa Elena a lo largo de la frontera con Brasil. La penetración de la carretera de la parte oriental de la Gran Sabana data de principios de los años setenta. El derecho a la tierra para las comunidades Pemón es el problema más apremiante que enfrentan a principios de la década de 1990.

Espíritus malignos y creencias

Las creencias tradicionales pemones se centraron en conceptos del alma, espíritus de plantas y animales, Kanaima (el espíritu del mal en todas sus formas y manifestaciones) y espíritus de los muertos (Mawari). Varios mundos espirituales celestiales y subterráneos solo pueden ser alcanzados por chamanes en trance ceremonial.

Los espíritus de los muertos viven dentro de las montañas y pueden causar daño a los vivos. Los espíritus vegetales, como el “abuelo del tabaco”, son ayudantes y pueden ser utilizados por un chamán para combatir los efectos malvados de los espíritus de los muertos. Kanaima, el espíritu del mal, se cree que proviene de fuera del asentamiento o vecindario, nunca de cerca, y hay una tendencia a implicar a personas ajenas a Pemón como Kanaima.

Kanaima puede tomar posesión de una persona y hacer que la persona haga el mal. Los seres ancestrales están retratados en una magnífica literatura oral que documenta el origen del mundo Pemón y sus aspectos espirituales, geográficos y sociales. Movimientos religiosos dirigidos por profetas que combinan creencias cristianas y pemones han surgido en los últimos 100 años, incluyendo Aleluya, Chimiding, Chochiman y San Miguel.

Sanación Pemón y ascendencia espiritual

El Pemón usa corteza y hojas para hacer cataplasmas para heridas y cortes. Las prohibiciones específicas de alimentos se aplican a diversas enfermedades y rápidamente atribuye la lesión y la enfermedad a causas naturales, solo si la curación no ocurre en el tiempo esperado o si el paciente fallece son causas sobrenaturales invocadas.

La muerte se atribuye a Kanaima, aunque también se cita una causa natural. Las enfermedades introducidas como la tuberculosis, la malaria y el sarampión a veces han causado una enfermedad generalizada. Los antibióticos y las vacunas proporcionados por la misión han reducido las tasas de mortalidad infantil Pemón. Un hospital se encuentra en Santa Elena.

Al morir, el alma se une a los mawari y migra más allá del cielo. La muerte de un adulto va acompañada de mucho llanto y luto por parte de las parientes femeninas del difunto; el dolor por la muerte de un niño se siente profundamente, pero en su mayoría privado.

La defensa de un Pemón

Los líderes regionales, llamados capitanes, (Pemón: epuru) pueden ejercer influencia a lo largo de un área del valle del río. Su liderazgo es difuso; son hombres que exhortan, hablan bien e inspiran seguidores, no hombres que dan órdenes. En su mayor parte, su papel consiste en desactivar el conflicto antes de que se intensifique y también incluye ser un representante de la comunidad frente a los no-Pemón.

El pemón reprueba enérgicamente el conflicto evidente, la ira y la lucha. El chisme, el ridículo y, a veces, el ostracismo son las principales formas de control social. La dispersión de los asentamientos actúa en conjunto con la tendencia a evitar la interacción entre los contendientes para garantizar que los principales medios de control social no permitan que el conflicto estalle en primer lugar.

Cuidar y protegerlos es tarea de todos sus manifestaciones culturales, religiosas y costumbres debe prevalecer en el tiempo para que las próximas generaciones puedan admirar su brillante gentileza y sus costumbres, es ideal visitarlos pero también es ideal cuidar y mantener su hábitat, ya que para ellos es importante su preservación la cual ellos admiran e idolatran como religiones de los pueblos ancestrales.

Llegar a ellos y mantener una cordial y simpática armonía entre ellos y el visitante es importante, ya que de eso depende su estadía en este lugar. Trátelo con amabilidad ellos saben cómo dirigir su trato hacia usted, complementar con una sonrisa y un buen disfrute de su estancia los ayuda a poder realizar un turismo de aventura pero con un gentilicio amigable, es importante aprender de ellos todas sus costumbres para ser esparcidas por el mundo, tal como lo reseña el portal “Etnias del Mundo”.

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día

No olvides compartir en >>