Rafaela Requesens indicó que su hermano “no está bien”

Rafaela Requesens indicó que su hermano “no está bien”

Rafaela Requesens, hermana del diputado Juan Requesens, manifestó que diariamente temen por la vida del parlamentario, preso desde el pasado 7 de agosto por su supuesta implicación en el “atentado” contra Nicolás Maduro en la avenida Bolívar de Caracas.

Requesens habló al diario ABC en donde indicó que el pasado 9 de octubre sus padres pudieron ver al legislador y señaló que Juan Guillermo Requesens, su papá, “se dio cuenta de que no está bien. Nosotros como familia seguimos exigiendo que se le permita hacer un chequeo médico y psicológico para comprobar su salud mental. Estamos preocupados por su situación”.

Denunció que las conversaciones que sostienen con el diputado son grabadas por el Sebin y reveló que en la actualidad está leyendo sobre economía y “analizando la crisis”. Agregó que solo tiene contactos con sus custodios, debido a que está aislado e incomunicado.

Reconoció que las denuncias realizadas por la fiscal en el exilio, Luisa Ortega Díaz, tienen “un peso importante” en las instancias internacionales y han hecho que se evidencie cuál es la situación que se vive en el país, mientras alertó que no han tenido comunicación alguna con las autoridades.

La entrevista, publicada el 11 de octubre coincide con el entierro del concejal Fernando Albán, quien murió el lunes 8 en las inmediaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de Plaza Venezuela, que según el Gobierno se habría lanzado del piso 10 del mencionado edificio y luego de las versiones encontradas del fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, y el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.

El 5 de octubre, Requesens Gruber dijo que“Eso de que respetan los derechos humanos es mentira, porque se siguen violando los derechos de Juan. Mañana se cumplen 60 días de la detención de Juan”, al referirse a las fotos mostradas por representantes del Gobierno venezolano en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Agencias