Hugo Figueroa Brett: “El hombre inventó a Dios”

Hugo Figueroa Brett: “El hombre inventó a Dios”

Hugo Figueroa Brett

Hugo Figueroa Brett

“Pero, ¿qué voy a decir yo de la poesía?
¿Qué voy a decir de esas nubes, de ese cielo?
Mirar, mirar, mirarlas, mirarle y nada más…”

Federico García Lorca

En este encuentro caben muchas palabras: Genialidad, histrionismo, longevidad, intelecto enhiesto y negación… Se presenta -el personaje- a sus anchas, sin cálculos, gratuito, sin segundas intenciones. Él establece una empatía secreta que lo une con sus similares, ahí encontramos diálogos y silencios que crecen en la esperanza, en la consagración del instante a través de la palabra. Ha tenido acceso, el poeta, a regiones invisibles, a diversas visiones de su realidad y a estimaciones concretas de lo intangible, así como una conditio sine qua non de su faena. “La verdadera amistad es inteligencia compartida y, por qué no, esperanza que se nutre en una fe inquebrantable en el ser humano, y nos obliga a ser “príncipes” en el sentido ciceroniano: “Nunca es un funcionario, ni un poder ejecutivo, sino esencialmente un pedagogo, un orador, (un comunicador) y un filósofo para sus conciudadanos…” en estas ideas de luz del historiador Ángel Lombardi, va a mi juicio, este diálogo con Hugo Rafael Figueroa Brett, Carirubana estado Falcón 28 de junio de 1940. Militar de graduación académica, ganador del Premio Nacional de Cuentos convocado por la Universidad del Zulia en el año 1973, asimismo ganador del Premio Nacional de Poesía convocado por la misma institución en el año 1975 con el poemario Agosto tiene un título distinto para mí. “Distancia y filamento/dijo el indio/otro dijo/tungsteno/llama de adviento o nodriza que mata…” en Diástole entendimos al ser humano imprescindible, díscolo, monocorde…

José Rafael Rivero: “No sé lo que es poesía y desconfío de todo juicio de poeta sobre lo siempre inexplicable…” Es una frase del poeta Vicente Aleixandre, ¿Qué opina el poeta?

Hugo Figueroa: ¡Fabulosa! Vicente es un extraordinario poeta español místico. En verdad eso es como describir el alma o el espíritu. Hay quienes dicen: “Las mujeres tienen alma, los hombres tienen espíritu…” Imagínese usted qué es la poesía, un día mi hijo de 4 años, en estos días lo relaté en un poema me agarró por el brazo y me dijo: “Papá yo te voy a explicar lo que es la poesía…” y me dijo algo tan terriblemente fuerte que me mareé y caí sentado en el piso y se me olvidó lo que me dijo. Pero lo que me dijo fue una cosa absoluta. La cotidianidad no es la poesía, la poesía hay que escribirla. Una vez un hombre que siempre me veía llegar y sentarme en un bar me dijo: “A mí me dicen que usted es poeta” y le dije yo no soy poeta, sólo soy un hombre que escribe. Él me dijo: “Eso es lo que yo no puedo hacer, porque yo pienso en poesía pero cuando la voy a escribir no la escribo” y le dije sino la escribe no está hecha, la ha hecho para usted y usted debe brillar en su casa. Hay que escribirla para que la otra persona la lea. Eso lo hacían los trovadores, iban de pueblo en pueblo y narraban historias y de esa manera la gente se entretenía, eso es la poesía lo que la gente escucha. Si hay 100 personas 100 personas la escuchan de manera distinta. Es un gesto multiplicador. Definir la poesía es algo bastante enojoso, difícil.

José Rafael Rivero: ¿Por qué se asume al poeta como un dios, un dios de la palabra?

Hugo Figueroa: Yo puedo estar de acuerdo con eso, siempre y cuando se considere que el hombre en sí es Dios, el hombre crea a Dios. Si me preguntas si soy poeta te digo que sólo soy un hombre que escribe poesía. Eso con respecto a lo que preguntas, claro que somos dioses todos los días, porque nos levantamos, nos aseamos, le damos un beso a nuestros hijos, a nuestra consorte, salimos a trabajar, salimos a ser lo que las escrituras han narrado, entonces sí somos dioses. Todos los hombres somos dioses escribamos o no. Ahora ¿quién es poeta? El poeta es un hombre que escribe. Por eso antes que nada hay que ser hombre, o sea hay que ser Dios: El hombre es Dios, el hombre inventó a Dios, por eso dirán que el poeta es Dios.

José Rafael Rivero: ¿Cuál es el papel de un dios de las palabra en la sociedad?

Hugo Figueroa: En verdad como servicio. Es un instrumento, un mar de confusiones, me contradigo no me contradigo, me confundo no me confundo, esto es así. Desde el perfume de la rosa, la rosa, el pueblo del moscardón, el sonido del río, la amplitud del paisaje que entra por la pupila diminuta. Para qué le sirve para todo y para nada. Puede servir de ilusión a los niños… Hay una confusión entre la palabra, la música, la alegría, el dolor, la tristeza, eso lo da el instrumento de la sensibilidad que no todas las personas pueden ser… No todas la personas pueden ser cantantes, no todas la personas pueden ser electricistas.

José Rafael Rivero: ¿Existe diferencia entre poema y poesía?

Hugo Figueroa: Se pudiera decir que en el poema está contenida la poesía. El poema es el continente y la poesía es el contenido. Tú vacías la poesía en el poema. Te digo esto porque tú eres un fastidioso que hace preguntas y preguntas y tengo que responderte lo que sea.

José Rafael Rivero: ¿Cuál poeta venezolano revela la calidad literaria del país a su juicio?

Hugo Figueroa: Es un viaje hermoso pensando en el sentido poético podemos empezar por el libertador, sin que esto llegue al nivel de la estupidez de la política, cuando él escribe mi delirio sobre el chimborazo, eso es un poema hermoso. Pérez Bonalde, Andrés Eloy, pero es penoso no nombrarlos a todos. Hemos tenido poetas universales como Ramos Sucre, actuales como Ramón Palomares, Rafael Cadenas y así es Maracaibo Yépez, Udón Pérez, Baralt. Son infinitos.

José Rafael Rivero: El oficio de poeta se relaciona con la inspiración o con el crisol de la cotidianidad

Hugo Figueroa: Las dos teorías la conozco. Hay quienes lo hacen de tal hora a tal hora y eso puede ser o algunas veces he forzado esos días a que sean. A lo mejor eso me ha dado un patrón para manejar mucho mejor la palabra. El manejo de la palabra se consigue leyendo, la lectura produce una emulación que te lleva a la segunda parte de tu pregunta que es la inspiración. Yo sí creo en la inspiración. Hay una célebre frase de Picasso que dice: “La inspiración es importante pero tiene que conseguirte trabajando…” La inspiración existe, pero lo que más existe verdaderamente es el conocimiento. Yo podría ponerlo en un plano más agustiniano sobre el libre albedrío, yo soy libre y me siento libre, porque mientras más libertad tenga el hombre en todos los sentidos, más acceso va a tener a la inspiración.

José Rafael Rivero: Como prefiere el trabajo creador Hugo Figueroa, con pocas palabras o explanado

Hugo Figueroa: De las dos formas. “Me ilumino de inmenso” dijo Ungaretti, que traduce algo como “me ilumino de inmensidad”. Pero también puede ser “me lleno de luz”. Pero por ejemplo la vida con el padre de uno, es la vida con el héroe, si eso lo reduces eres un japonés disfrazado. Si escribes por ejemplo: “Te has muerto perro”, “Ha callado el servicio de tu heroísmo” o “Ya no volverán tus latigazos”, puedes hacer eso pero ese no es el estilo del venezolano.

José Rafael Rivero: Le voy a nombrar algunos poetas y me dirá qué piensa de ellos

Hugo Figueroa: Bien.

José Rafael Rivero: Ernesto Cardenal

Hugo Figueroa: Político.

José Rafael Rivero: Rubén Bonifaz Nuño

Hugo Figueroa: No lo conozco.

José Rafael Rivero: Alí Chumacero

Hugo Figueroa: Extraordinario poeta mexicano. Lo conocí cuando escribió los primeros poemas con el poeta Niño.

José Rafael Rivero: César Vallejo

Hugo Figueroa: Lo más grande que ha parido el Perú.

José Rafael Rivero: Octavio Paz

Hugo Figueroa: Extraordinario ensayista y por ende un gran poeta. Un poeta bastante hermético.

José Rafael Rivero: Gonzalo Rojas

Hugo Figueroa: El chileno extraordinario. Chile ha sido de una tradición prosapia extraordinaria.

José Rafael Rivero: Jorge Luis Borjes

Hugo Figueroa: A veces uno es: obsceno, soberbio, pendejo y ¡maricón! Yo tengo a Borjes al lado del baño cuando voy a ¡cagar! En ese momento leo a Borjes. Ese es el poeta más simple que se puede leer. Desdice mucho de lo que dice la gente, que es un intelectual. Yo lo leo cuando defeco.

José Rafael Rivero: Mario Benedetti

Hugo Figueroa: ¡Muy Malo! Es un poeta como para hacer boleros, pero para una buena poesía, profunda no. El es un poeta de la “vainita”. No es un poeta grande.

José Rafael Rivero: Nicolás Guillén

Hugo Figueroa: Un gran poeta.

José Rafael Rivero
Twitter: @JRivero29
e-mail: [email protected]

No olvides compartir en >>