Errores de la oposición venezolana: Análisis político por Francisco Finol Balzan

Errores de la oposición venezolana: Análisis político por Francisco Finol Balzan

«La comunidad internacional ha jugado el papel que tiene que jugar»

Para el joven politólogo zuliano, Francisco Finol Balzán, desde el año 2017 surgió una serie de eventos políticos que llevaron a la oposición venezolana hacía el papel en el que está actualmente: Con posiciones divididas que la hacen cuestionarse sobre la necesidad de una reesctructuración ante la situación vigente en el país.

El actual panorama político de la oposición comenzó desde que se desconoció a la Asamblea Nacional (AN) y se le adjudicaron sus funciones al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en marzo del 2017; donde los líderes de los partidos contrarios al gobierno llamaron a un proceso de protestas que derivó en cuatro meses de manifestaciones y más de 150 muertos.

En consecuencia, los movimientos que se oponían a las políticas de Estado llamaron a un Plebiscito el 16 de julio de 2017, donde se registró una participación de 7 millones 535.259 votantes. “Este llamado fue cumbre, porque no es muy conocido que fue el acto de desobediencia más grande de la historia de la humanidad, al menos el más cuantioso. Fue la manera que se buscó para operacionalizar el artículo 350 de la Constitución de Venezuela, es decir, el desconocimiento total al Estado, porque se estaba incumpliendo la Carta Magna y socavando los Derechos Humanos” explicó.

Finol asevera que, «hasta ahí había una gran congruencia». El punto de inflexión fue cuando, (días después de las elecciones del 30 de julio, donde el Gobierno Nacional logró con 8 millones de votos legalizar la Asamblea Nacional Constituyente) El líder opositor, Henry Ramos Allup «salió en un programa de televisión, a decir que ellos iban a elecciones regionales” recordó Finol.

Según Finol Balzán, este último hecho descalabró por completo el discurso y la lógica que venía manejando la oposición. Como consecuencia, pierden el apoyo de líderes importantes de la Mesa de la Unidad, como María Corina Machado y se produce una división. Partidos políticos como Voluntad Popular, decidieron no ir a elecciones de gobernadores y desconocieron a cualquier candidato de la oposición que se postuló.

“Todavía fueron a las elecciones (con todas las desventajas que se sabía que iban) gana Guanipa (todavía no se sabe muy bien cómo) decide no asumir (completamente absurdo) y deciden no ir a las elecciones municipales, pero Manuel Rosales si se lanza para la Gobernación del Zulia dividido completamente con la oposición” expresó Finol, quien asegura que nunca se pensó que la oposición terminaría tan mal por decisiones explícitas. “Existen dos razones: O la oposición jugó demasiado mal, o son parte del juego del Gobierno” opinó.

Por su parte, el Gobierno nacional “lo hizo fenomenal”, para el también politólogo, quien aseveró que todo les salió muy bien porque la oposición y figuras como Falcón y Bertucci cometieron todos los errores posibles para argumentar su relato.

El Gobierno por su parte lo entendió muy bien, saben cuáles son sus objetivos, mantener internamente un relato coherente con respecto a la crisis económica, por ejemplo.

 

 

Acciones para los próximos seis años

“La oposición tiene que integrarse (lo que quede de ella o lo que sea que vaya a ser) renovarse completamente (cara, discurso, ideas…) para armar un relato, una explicación de lo que pasó, de lo que está pasando y de lo que va a pasar por medio de su acción.

Planificar, hacer escenarios, hacer estrategias, entender que el otro también es un jugador bastante hábil y hay que negociar pero no venderse”.

 

Papel de la comunidad internacional

Para el analista político, «el proceso que comenzó en abril del año pasado sirvió para desmantelar al gobierno ante la comunidad internacional. No es casualidad que después que dejan en evidencia a este gobierno en el mundo, muchos gobiernos que lo apoyaban cayeron: En Brasil, Argentina, Salvador o Nicaragua» recordó.

«Es mentira que van a invadir el país, eso no existe. La comunidad internacional está poniendo una serie de trabas,  poniendo condiciones y después negociar con ellos una salida. Porque al final lo que conviene es que se vayan. Para eso se necesita la comunidad a fuera presionando pero adentro ejecutando», indicó.

Aseguró que se necesita un liderazgo político emergente, un discurso coherente y que de la lucha, la lucha no violenta. «Eso es una metodología, no es algo que yo inventé. Basado en el Arte de la Guerra de Sun Tzu, no se va atacar el enemigo por donde es fuerte, hay que desgastarlo». El ejemplo más icónico de esa lucha es en Serbia, con la antigua Yugoslavia en la caída de Slobodan Milošević, compartió.

«Aquí se intentó hacer pero se necesita mucha paciencia, disciplina y principalmente de una buena dirección. Con el último proceso de protestas en Venezuela se estaba haciendo pero se perdió por falta de coherencia», sentenció.

 

 

 

Freydalí Pimentel / Pasante
Fotos: David Moreno
Noticia al Día

No olvides compartir en >>