Jorge Perfetti, de mesero en un café a gurú del marketing gastronómico

Jorge Perfetti, de mesero en un café a gurú del marketing gastronómico

Foto: Noticia al Día

Jorge Perfetti no necesitó ni dos décadas para convertirse en uno de los asesores de identidad corporativa para restaurantes más jóvenes y reconocidos de Maracaibo. A los 16 años cayó accidentalmente en el mundo de las redes sociales gastronómicas, del cual hasta ahora no ha podido escapar. A los 18 ya era miembro reconocido de la Asociación de Comunicadores Gastronómicos de Venezuela y a los 20 ya había creado su propia empresa de branding y comunicaciones gastronómicas, llamada Taste a Brand (TAB).

Perfetti necesitaría escribir una lista muy larga para mencionar todas las empresas gastronómicas con las que ha trabajado hasta ahora, pero entre estas figuran franquicias como Susy’s Cookies, restaurantes y cafés como Franco, Gula, Cuppa, Muz, Criollo, entre otras marcas que no dejan de expandirse en el ámbito regional, nacional e internacional,  además de nuevos proyectos cocinándose dentro del horno.

A lo anterior, se suman otras facetas de Jorge, como músico, como conferencista y, ahora también, como profesor, al pertenecer al equipo de educadores del Diplomado en Community Management de la Universidad Católica Cecilio Acosta y formar parte de la elaboración de constantes talleres educativos en el sector de marketing digital para restaurantes.

¿Quién es Jorge Pefetti?

Soy una chamo común y corriente, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas. Casi tesista.

¿Cómo te iniciaste en el mundo del marketing gastronómico?

Yo era mesero en un café y de repente caí de golpe en ese mundo cuando un día la dueña del sitio se fue de viaje y me dejó administrando la red social de ese lugar. Al final me delegaron la cuenta a mí y por allí empecé.

Otra cosa es que mi padre me adentró en el universo de los restaurantes desde muy niño, al punto que podría decir que crecí en restaurantes de la ciudad, así que eso pudo ser un factor influyente.

¿Había algún otro sector de la publicidad y el mercadeo que te llamase la atención o siempre tuviste como foco las marcas gastronómicas?

Realmente no me interesaba la publicidad convencional, entré a la carrera porque era lo más cercano a lo que me gustaba: comunicación empresarial.

¿Y en ese momento eras músico también? ¿Cómo es esa faceta de Perfetti como músico?

Sí, fui músico hasta que me di cuenta de que no era una entrada monetaria para mí y pasó a ser solo un hobbie. Ahora ya tengo tiempo ni para ejercerlo como pasatiempo (risas).

Sabemos que tienes una marca llamada Taste A Brand (TAB), ¿cómo surgió la idea de crearla?

Tengo unos 4 ó 5 años trabajando con mi persona en este sector y de repente tuve proyectos de mercadeo muy buenos que me hicieron caer en cuenta de que ya había levantado una marca que luego creció hasta lo que es hoy.

Foto: Noticia al Día.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que te uniste al sector del marketing para empresas de comida?

Fue un cambio total. Principalmente me di cuenta que debía darme la importancia que necesitaba con respecto a mi trabajo y saber que aquí no hay gente haciendo estas cosas de manera especializada. Creo que el tiempo me dio la razón, al principio parecía un loco y ahora hay gente que utiliza mis láminas para hacer sus conferencias. Además, mi vida entró a un mercado que yo ni sabía que existía.

Ya que has tenido la oportunidad de viajar por gran parte de Venezuela y conocer cómo se desenvuelven los negocios gastronómicos en distintas zonas del país, ¿cómo ves el Zulia en el área de mercadeo gastronómico en comparación con otros estados?

Aún le falta mucho, pero la verdad es algo que está ocurriendo a escala nacional. Obviamente Caracas es una metrópolis y siempre va un paso más adelante que otras zonas, pero en general no hay agencias completamente especializadas en el mercadeo gastronómico; existen agencias de contenido relacionado a la comida, agencias de periodismo gastronómico, agencias de social media, agencias de publicidad convencionales…, pero exactamente lo que mi equipo y yo intentamos hacer no es algo que halles comúnmente.

¿Qué crees que falta a nivel regional?

Considero que es necesario incluir más educación con respecto al tema, entre más personas aprendan, más personas lo van a hacer, entre más personas lo hagan bien, mejores ingresos y mayor gente promoviéndolo.

Ya hablaste de lo que el Zulia carece a nivel de marketing gastronómico, ahora, ¿qué es eso que tiene como ventaja sobre los otros estados? ¿Hay algún elemento diferenciador?

Creo que aunque en comparación con otros lugares estamos a un nivel “prehistórico”, ahora mismo trabajamos en reinventar la manera de mercadear, generando nuevas tendencias y estrategias de promoción y venta, así que esperamos evolucionar próximamente, sin embargo hay que considerar que está situación surge a raíz de no poder hacer marketing como normalmente se realiza.

¿Qué tipo de restaurantes crees se necesitan en la ciudad para que crezca más en este aspecto?

De todo tipo, hay un estudio que llegó a la conclusión de que en Maracaibo caben cómodamente unos 300 restaurantes más, pero no hay mucha diversidad gastronómica que se salga de lo convencional porque no hay paladar para consumirlo, esto también nos diferencia de otros lugares de Venezuela, por ejemplo, Caracas y Mérida, siendo este último un estado que está muy activo con demasiados restaurantes de diferentes tipo, tiene producción cercana y buenos precios.

¿Cómo se ha adaptado tu dinámica de trabajo a la situación del país?

Como todos, nos hemos recortado en muchas cosas y la gente no invierte en la misma cantidad que antes. Anteriormente era más fácil trabajar el marketing en todos los medios, desde prensa hasta cuñas radiales, ahora no y nos hemos tenido que amoldar a eso.

¿Qué característica personal consideras que te ha permitido avanzar tanto dentro de tu trabajo?

Creo que la empatía. La diferencia cuando trabajas con una agencia de publicidad establecida es que la dinámica tiende a ser un poco más fría e “irreverente”, es decir, el cliente  por un lado y la agencia haciendo el trabajo por otro. Para mí el trato humano con el cliente es sumamente importante, evidentemente termina traduciéndose en una política más de calidad que de volumen, por ejemplo: si trabajase con cuarenta clientes no quedaría tiempo para un contacto cercano, en cambio colaborando con pocos clientes se da la posibilidad de generar estabilidad y proyecciones decentes, todo gracias a ese trato personalizado. La gente prefiere eso a tener que ver siempre a un ejecutivo de ventas.

Hace tiempo compartiste 10 cosas sobre ti en las redes sociales y dijiste que no sabías cocinar más allá de lo básico, ¿cómo has batallado con eso ya que tienes un trabajo estrechamente cercano a la comida?

Sí, pasa que muchos clientes creen que soy cocinero y me piden que les asesore, cosa en la que no estoy capacitado. Podría armar un menú visto desde el punto de vista del mercadeo, pero no sin un chef a mi lado (risas).

Gabriela Nava (Pasante)

Fotos: Mysol Fuentes 

Noticia al Día

No olvides compartir en >>