Unión Europea observa con preocupación "intensa agitación política y social" en Venezuela

Unión Europea observa con preocupación «intensa agitación política y social» en Venezuela

La delegación de la Unión Europea (UE) en Venezuela hizo este martes un llamamiento para que las marchas convocadas a favor y en contra del Gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, que coincidirán mañana miércoles en Caracas, se “desarrollen de forma pacífica y con pleno respeto a los derechos y libertades reconocidos a los ciudadanos venezolanos por la vigente Constitución”.

En una declaración, de acuerdo con los jefes de misión de la UE en el país, la delegación «observa con preocupación la situación de intensa agitación política y social que está viviendo Venezuela».

La oposición ha llamado a los ciudadanos a marchar mañana desde 26 puntos de Caracas con destino a la Defensoría del Pueblo, en el centro de la ciudad, para pedir la “restitución” del hilo constitucional que, considera, se rompió con la sentencia del Tribunal Supremo en la que este asumió las competencias del Parlamento.

Los opositores han intentado llegar en otras manifestaciones infructuosamente a la sede de la Defensoría en cinco ocasiones y han sido dispersados por las fuerzas de seguridad.

De los 26 puntos de salida de la marcha de mañana, 19 están ubicados en el municipio Libertador, sede de los poderes públicos y gobernado por el chavista Jorge Rodríguez, quien ha prohibido actos opositores en esa zona de la ciudad.

Para mañana también el oficialismo ha convocado una movilización en el centro de la capital venezolana prevista como una “marcha histórica” para conmemorar los 15 años del golpe de Estado que sacó del poder por unos días al fallecido presidente Hugo Chávez.

La oposición comenzó hace dos semanas una serie de protestas contra el Gobierno y la Justicia tras la decisión del Supremo de asumir las facultades del Parlamento mientras este persistiera en el desacato al desconocer una decisión de la máxima corte sobre tres diputados opositores suspendidos de sus cargos.

Aunque la decisión judicial fue revocada dos días después, generó una ola de protestas y focos de violencia que han dejado hasta el momento un saldo de al menos cinco muertos, más de doscientos heridos, y casi un centenar de detenidos, según los informes de las autoridades.

EFE