Maracaibo celebra el Día de San Sebastián con fe y esperanza

Maracaibo celebra el Día de San Sebastián con fe y esperanza

Maracaibo celebra cada 20 de enero su día, con la fe y esperanza por lograr prosperidad y mejoras para todos sus habitantes.

Desde enero de 1591, esta fecha es propicia para rendir tributo a  San Sebastián, su patrono y protector, culto iniciado en la época de la colonia a raíz del asedio que sufrían los maracaiberos por parte de los indios, que pidieron protección al cielo y reciben la inspiración de invocarlo en situación de peligro.

San Sebastián fue un soldado romano, del cual se desconoce su fecha de nacimiento, pero se sabe que ingresó en el ejército el año 269. Fue ascendiendo en tiempo de los emperadores Dioclesiano y Maximiano hasta que le confiaron el mando de la primera cohorte y fue agregado como cuarto militar del emperador.

La valentía y generosidad demostrada por este soldado cristiano devino en importantes conversiones, pero también generó la ira de Dioclesiano, que lo mandó atar a un árbol y ejecutarlo con lanzas disparadas por los arqueros de Mauritania, dejando allí su cadáver como pasto para las hienas y buitres.

Por la noche, una piadosa viuda llamada Irene, recogió el cadáver para darle sepultura y resultó que todavía estaba vivo, por lo que se lo llevó a su casa y le curó las heridas. Ya repuesto, Sebastián se presentó ante el emperador en las gradas del templo de Heliogábalo. Éste, irritado, le hizo apalear hasta que expirase y ordenó tirar su cuerpo a la cloaca máxima. Santa Lucina, una piadosa matrona romana, recuperó el cuerpo en el Tíber y lo sepultó en las catacumbas.

Desde entonces,  San Sebastián es invocado contra las flechas envenenadas, las plagas y enfermedades, y se le considera el santo patrono de arqueros, soldados y atletas. En Maracaibo, además de pedírsele protección contra las flechas envenenadas de los indios, se le imploró por la salud de sus habitantes durante la epidemia de cólera de finales del siglo XVIII.

A San Sebastián también le rinden homenaje en San Cristóbal, estado Táchira, y en Roma realizan todos los 20 de enero, un acto conmemorativo en la Basílica que lleva su nombre. Igual celebración hacen en las ciudades españolas de Tomares, Lora del Río y Huelva.

En Maracaibo su monumento se encuentra ubicado en el casco central, muy cerca del monumento a La Chinita del paseo Ciencias, donde asisten los zulianos que han arraigado la devoción al santo mártir, participando en las diversas actividades que realiza la Iglesia católica para rendirle honores y profesarle su fe, con peticiones especiales por la protección en los tiempos difíciles.

Generalmente, en honor al patrono de Maracaibo se realiza el santo rosario y la procesión con su imagen que sale desde su altar en la Catedral de San Pedro y San Pablo por las calles céntricas de la ciudad. Los fieles portan banderines rojos y blancos que representan la sangre del santo mártir y su pureza. El recorrido es amenizado con cánticos de los feligreses y corales eclesiásticas.

Prensa Secretaría de Cultura