Se cumplen 50 años de la masacre del 22 de enero en Nicaragua

Se cumplen 50 años de la masacre del 22 de enero en Nicaragua

El 22 de Enero del año 1967 se recuerda como una fecha fatídica en la Historia del calendario político de Nicaragua. Un día como hoy hace 50 años, la Guardia Nacional, cuerpo castrense al servicio de la familia de Anastasio y Luis Somoza Debayle, disparó a una manifestación pacífica que se tomó las calles de la antigua Managua en la desaparecida avenida Roosevelt, frente al edificio de la Asamblea Nacional. Las cifras de muertos y heridos no se supo nunca. Algunos datos dispersos afirman que murieron 200 personas y mil heridos considerando que a la concentración política llegaron unas 20 mil personas. Los manifestantes exigían elecciones libres y la presencia de observadores internacionales durante las elecciones presidenciales previstas a realizarse en la primera semana de Febrero del año 1967, que como era de esperarse, la ganó el partido de Anastasio Somoza Debayle, el Partido Liberal Nacionalista, PLN. Se mantuvo en el poder desde 1967 hasta 1979 cuando salió por una revolución armada.

Otras informaciones señalan que el dirigente de esa época de El Partido Conservador de Nicaragua, Fernando Agüero Rocha, que se caracterizaba por tener una voz atractiva entre los ciudadanos opositores, cuya figura de forma espontánea, llenaba los parques y plazas atrayendo multitudes, había conversado con altos militares del Estado mayor de la Guardia Nacional que supuestamente le ofrecieron la realización de un golpe de estado para garantizar elecciones libres al salir la familia Somoza del poder.

Ninguna de las dos cosas ocurrieron. La Guardia Nacional se mantuvo fiel a la familia gobernante y sin importarle las consecuencias, los militares somocistas cometieron una de las mayores masacres de seres humanos realizada en el país. Desde ese momento la situación futura de Nicaragua estuvo definida por la violencia política y la incertidumbre que llevó muchos años.

El “19 de Julio” del año 1979, ante el cierre de todas las salidas pacíficas, Nicaragua vivió la etapa con la Revolución Popular Sandinista, dirigida por el ahora partido en el poder, el FSLN, que tuvo que disolver a la Guardia Nacional de la familia Somoza Debayle por métodos violentos. Resultado de esos acontecimientos difíciles murieron 20 mil nicaragüenses y 50 mil heridos, según cifras no oficiales. El 22 de Enero del año 1967 quedó grabado como un acontecimiento triste para la Historia del país en la cual la dictadura de Anastasio Somoza Debayle se mantuvo hasta salir del poder pero por una Revolución.

Agencias