Degüellan con un pico de botella a un obrero zuliano en Maicao

Degüellan con un pico de botella a un obrero zuliano en Maicao

Foto en vida de Elio Ramírez.

Foto en vida de Elio Ramírez.

Elio José Ramírez Rincón, de 30 años, fue encontrado muerto la mañana del 31 de diciembre en un paraje rural de Maicao (Guajira), en Colombia, con signos de haber sido degollado con un pico de botella y luego golpeado con una piedra.

Junto a Elio, un compañero de labores también fue víctima. Ingresó en un centro asistencial de Maicao con varias heridas en el cráneo y costado del cuello, producto de los golpes con un pico de botella.

Ese sujeto fue quien reportó a las autoridades colombianas el lugar donde se encontraba el cuerpo de Elio, quien se había ido Colombia a trabajar como maestro de obra de construcción.

Fue encontrado a 200 metros de la comunidad indígena Wawatamana o Loma Fresca, y al ser inspeccionado, su cuerpo presentó una herida que le rasgó el cuello y produjo degollamiento.

Los hechos

En principio se manejó que el crimen era producto de un intento de atraco a un camión 350, un tipo de vehículo que ingresa de Venezuela a traer o buscar contrabando y que había sido recibido a tiros. Esta hipótesis fue descartada por el arma con la que se produjo el ataque.

Luego, el hombre herido, contó que él y su compañero Elio José Ramírez estaban tomando la noche del viernes 30 de diciembre en un estadero, en a 15 con 15 de Maicao, cuando fueron invitados a subir al vehículo de un señor al que le habían hecho un trabajo de albañilería.

En este poblado encontraron el cuerpo del obrero zuliano.

En este poblado encontraron el cuerpo del obrero zuliano.

El hombre contó que los ayudantes del agresor lo atacaron primero a él y le causaron una herida en la cabeza por la que tuvieron que tomarle 26 puntos; y otra en el cuello que requirió 18. Dice que se hizo el muerto y por eso se salvó. Hacerlo también le permitió ser el testigo clave del caso.

“Mi compañero le decía que si no quería pagar por el piso que le hizo, que no lo pagara, pero que no nos matara. El hombre dijo que era por una batería que le habían robado, y entonces yo le dije que no matara a mi compañero, que no tenía nada que ver con el robo, pero el tipo estaba dispuesto, a pesar que Elio le decía que no pagara la hechura del piso, que valía más que la batería”, declaró el herido ante las autoridades.

Denunció

El hombre herido, ya a salvo, fue acompañado a la Fiscalía para rendir declaración en calidad de víctima y testigo. En la diligencia señaló el nombre y la dirección del presunto homicida que, según vecinos, se dio a la huida junto a su núcleo familiar más cercano.

Sobre Elio se supo que nació en el municipio Cabimas, de la Costa Oriental del Lago, era padre de seis hijos, y se había ido con toda su familia de forma legal. Residía en la calle 1 con carrera 19, barrio Loma Fresca.

Según su esposa, el plan de ellos era ir a pasar fin de año en Cabimas y volver en enero porque las cosas les estaban saliendo bien en Colombia. Ahora asegura que se irá para nunca regresar, con el agravante que, como a su esposo le debían dinero de trabajos, ya “no hay con qué”.

Angel Romero con información de aldía.co

Noticia al Día

No olvides compartir en >>