MUD: Nuestra intención es reforzar la alternativa del diálogo

MUD: Nuestra intención es reforzar la alternativa del diálogo

mudLa Mesa de la Unidad Democrática (MUD), aseguró este miércoles que su intención «es reforzar la alternativa del diálogo» para «afrontar esta complicada y desigual fase de la batalla política, luego del cierre de las salidas electorales», confiando en el Vaticano.

Explican en ocho puntos «el camino de la política» como opción para procurar el cambio de modelo y de Gobierno sin acceder a la violencia en «la lucha por superar la actual crisis», por lo que resalta que «haber obligado al gobierno a sentarse a dialogar es un triunfo innegable del pueblo democrático».

Asimismo pretenden «presentar a los venezolanos una propuesta clara que invite a reconstruir el país» con la conformación de un gobierno de Unidad Nacional con todos los sectores, también convertir la mesa de diálogo en una herramienta política para la organización popular, crear asambleas ciudadanas.

En el documento la tolda opositora destaca 8 puntos o propuestas principales:

Cambio de modelo y de gobierno

1.- El cambio de gobierno y del actual modelo económico y político de dominación y exclusión es urgente.

2.- Para cambiar la presente situación sólo existen dos caminos, el de la política y el de la violencia.

3.- El camino de la política, por el contrario, es complejo porque supone construir.

4.- La lucha por superar la actual crisis, para lo cual el cambio de gobierno y de modelo es condición imprescindible, debe aprovechar todos los instrumentos de la Política.

5.-Haber obligado al gobierno a sentarse a dialogar es un triunfo innegable del pueblo democrático.

Claves del proceso de diálogo

6.- El trabajo político en la mesa de diálogo presidida por la Santa Sede es difícil.

7.- La unidad política es ahora más necesaria e imprescindible que nunca.

8.- La creatividad y la inteligencia, por el otro lado, son esenciales.

La MUD insistió en que el gobierno solo busca «ganar tiempo» con el diálogo, por lo que reiteran que el «reto es que esa mesa se asuma como algo serio. Ello pasa, a nuestro juicio, por cuatro condiciones»:

a) Asumir un compromiso de apoyo al diálogo como proceso de negociación política, con etapas, pasos, tiempos, consolidación de hitos y logros, identificación de alternativas, evaluación de resultados, y con el Vaticano como mediador confiable. Es un proceso donde se pone en tensión las fortalezas, en la mesa y fuera de ella, para alcanzar logros tempranos y resultados totales o parciales razonables

b) Exigir compromisos significativos y suficientes garantías de cumplimiento de logros, que aseguren el respeto a los poderes electos y al voto popular, como primer paso para propender a un cambio de gobierno en el menor tiempo posible, y evitando así que se generen nuevas y mayores frustraciones en un pueblo cansado de tanta burla e indolencia gubernamental.

c) Atender con especial énfasis el tema de la clara, precisa y oportuna información y comunicación a los venezolanos y al mundo, asegurando la coherencia en el discurso y, de ser posible, la unificación del mismo, con una eficaz gestión de medios, convencionales y alternativos.

d) Diseñar y conformar una plataforma de conexión orgánica o de vasos comunicantes entre la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por una parte, como participante directa en la mesa de diálogo, y los actores, organizaciones y movimientos sociales, por la otra, que son los participantes indirectos en esa instancia.

La oposición también llamó a conformar un ambiente favorable para el diálogo por ejemplo:

1.-Presentar a los venezolanos una propuesta clara que invite a reconstruir el país, sobre la base del compromiso de conformar un Gobierno de Unidad Nacional con todos los sectores, amplio e incluyente, que haga énfasis primordial en la atención inmediata a la grave situación social y económica de nuestros compatriotas, y que incluya una propuesta de lineamientos principales del próximo gobierno.

2.- Promover la declaratoria de amplios y diversos sectores y organizaciones no partidistas a favor del cumplimiento de la Constitución, y exigir el respeto a su legítimo derecho constitucional a protestar y realizar movilizaciones en respuesta a las políticas equivocadas del gobierno.

3.- Convertir la mesa de diálogo en herramienta política para la organización popular, para impulsar la docencia social y la protesta ciudadana. Una forma de hacerlo es debatiendo y discutiendo en asambleas ciudadanas los detalles del proceso, recoger impresiones y recabar cuestionamientos y sugerencias.

4.- Impulsar un movimiento amplio de defensa de la Constitución y la democracia, para ampliar y maximizar las voluntades en favor del cambio político democrático.

Noticia al Día / Con el Mazo Dando