Cayeron abatidos los dos asesinos del detective del Cicpc en la vía a Los Dulces

Cayeron abatidos los dos asesinos del detective del Cicpc en la vía a Los Dulces

whatsapp-image-2016-11-04-at-3-16-22-pmA la 1.00 de la tarde de este viernes funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), liquidaron en un enfrentamiento a dos delincuentes, identificados como Julio José Uzcátegui Orozco (23), apodado el «Negrito» y Virleidy Jessenia González Martínez (20), en vía Los Dulces. Estaban implicados en el asesinato de Eduardo José Soto Villadiego (24), detective de ese cuerpo policial, ocurrido en el barrio Bello Monte la tarde de ayer y de asesinar a Rony José Maldonado Marín, funcionario de PoliMaracaibo.

El enfrentamiento se registró en la vía a Los Dulces luego de labores de inteligencia y búsqueda de los delincuentes. Iban a bordo de un Chevrolet Aveo dorado, placa AF452BV. Una comisión siguió el carro y al verse acorralados se pararon y se enfrentaron a tiros con los funcionarios. Los detectives desenfundaron sus armas y lograron herirlos. Los montaron en la cabina de una camioneta y los llevaron a un hospital cercano pero fallecieron en el camino.

whatsapp-image-2016-11-04-at-3-24-34-pm

Julio José Uzcátegui Orozco (23), el «Negrito»

Los funcionarios buscan a Leonardo, un tercer delincuente que iba en el carro y logró escapar durante el enfrentamiento.

Se conoció que Leonardo manejó el mismo carro, en compañía de “Negrito” y Virleidy Jessenia, para asesinar al Polimaracaibo., el pasado 28 de octubre. La pareja criminal se quedó en el puesto de comida rápida y a lo que Rony Maldonado se descuidó lo tirotearon por la espalda.

Ayer en la tarde, en el barrio Bello Monte, hicieron lo mismo. Leonardo estacionó el carro frente al Cicpc Eduardo José, lo tirotearon y huyeron. Las pesquisas del cuerpo detectivesco, determinaron que usaron la misma pistola para matar a ambos funcionarios.

Como evidencias colectaron una pistola Glock 17, GYM 38, solicitada por la subdelegación Maracaibo, desde el 15 de mayo del presente años y una Pietro Beretta 9 milímetros, serial E09103Z, solicitado por la misma delegación, desde el 25 de noviembre de 2014 por el delito de robo genérico. Los delincuentes se dedicaban a asesinar «gente del gobierno y funcionarios», según destacó un funcionario allegado a la investigación.

Por un problema

«Pagó el precio de vivir en un barrio y ser funcionario» acotó un policía. La gente de la delegación Maracaibo realizó un allanamiento cerca de la vivienda del Cicpc, Eduardo José Soto Villadiego. Los delincuentes tomaron represalias contra él por creer que este los habría delatado y por ende lo asesinaron ayer.

Allegados a Soto Villadiego señalaron que el joven detective, cristiano y amante del fútbol, sostuvo además un problema con unos hombres durante un «open», realizado el pasado sábado 29 de octubre, a unas calles de su casa. La discusión llegó a tal punto que casi se van a las manos, pero no pasó a mayores, y desde entonces quedó «la culebra».

Familiares destacaron que el joven tenía tres años dentro de la intistución detectivezca y estaba adscrito al área de experticias. Era el cuarto de cinco hermanos, no tenía hijos, y lo describieron como un joven tranquilo, responsable y amante del deporte.

whatsapp-image-2016-11-04-at-3-16-19-pm

1

Funcionarios del Cicpc estuvieron hoy frente a la casa del detective asesinado

3

Noticia al Día