Dos horas y media de terror pasó el equipo de Trujillanos tras ser secuestrado su bus en plena carretera

Dos horas y media de terror pasó el equipo de Trujillanos tras ser secuestrado su bus en plena carretera

Continúan los tragos amargos para Trujillanos FC. Añadido a la derrota que sufrió el equipo en el último minuto en su visita al Monagas, durante su retorno a Valera el equipo sufrió un asalto en el transporte que los trasladaba desde Maturín.

El club andino informó por medio de su cuenta de Twitter (@trufc) que el equipo fue retenido durante dos horas y treinta minutos en la localidad de Boca de Uchire, ubicada en el estado Anzoátegui en un suceso que inició a las 02:30 am, cuando “seis sujetos con armas de alto calibre y alta potencia abordaron la unidad y secuestraron al grupo”.

Según el relato, la unidad fue desviada kilómetro y medio para despojar de sus pertenencias personales a todos los ahí presentes. Además también se llevaron todos los equipos de trabajo del grupo: balones, conos, uniformes, calzados, entre otras cosas.

Los delincuentes amenazaron a los deportistas con su vida y, según el periodista José Montilla, varios jugadores fueron golpeados y maltratados por los malhechores.

“Amenazaron que si el bus tenía GPS o estaba escoltado detonarían granadas para no dejar evidencia” explicó el club en su cuenta de Twitter. Hasta ahora, los “Guerreros de la Montaña” se encuentran pasando “el susto” y no han emitido más declaraciones.

Agencias