De otra manera, no puedo (Josué Carrillo)

De otra manera, no puedo (Josué Carrillo)

 

Josué Carrillo

Josué Carrillo

 

La salina de Samaria se extiende a mis pies. Soy un chico de 9 años. Pequeñas y calmadas olas se duermen en la playa. La espuma se hace sal de mar. Llevo un plato con arroz de coco para vender por un real. Soy tan feliz. Mi padre lee la Biblia en el chinchorro bajo un uvero. Dormita, prepara su sermón, sueña la Galilea de Jesús, Nazareth, los milagros. Soy tan feliz. Llaman a comer: arroz , yuca blanquísima, carne asada, ruedas de tomate y cebolla. Una comida al día – a eso de las 2 para las 3 – por la noche, después del servicio religioso, luego de la campaña, un jarrón de chica de maíz ¡y a dormir!. Soy tan feliz. No ambiciono nada. Amo, vivo y amo. Una necesidad tengo “quiero una bici”, no la pido a mi padre porque es pobre, se la pido a Dios. Soy tan feliz aunque cada día pasa y la bici no llega. Tengo 55 años. La soledad de un sótano. Camino hacia mi cacharrito. Intento ser feliz. Ya no están mis viejos y tampoco tengo bicicleta. Sigo despacio mientras la tarde se extingue. Rescato en mi memoria al chico de 9 años, lo invito a charlar camino a casa. Es así como vivo, de otra manera, no puedo.

Josué Carrillo

No olvides compartir en >>