Musulmanes cumplen el Ramadán entre guerras y asedios del terrorismo

Musulmanes cumplen el Ramadán entre guerras y asedios del terrorismo

Foto: Agencias

Foto: Agencias

Más de mil 500 millones de musulmanes iniciaron este lunes la celebración del Ramadán, uno de los cinco pilares del Islam. Se trata de una cultura religiosa que establece el Corán en la que los fieles se mantienen en ayuno y oración durante el día, quedando prohibido beber y comer hasta el anochecer.

A partir de este lunes, y hasta el 7 de julio, los países del Medio Oriente cumplen con el mes de ayuno considerado como un esfuerzo espiritual y lucha contra los placeres de la vida durante el día.

Los musulmanes esperan entonces hasta oponerse el sol para comenzar la fiesta, es allí cuando familias enteras y amigos se reúnen para compartir colosales comidas, situación que no ocurrirá en Siria, específicamente en la ciudad de Alepo, una zona de guerra donde los religiosos no pueden cumplir el mandamiento del Corán ya sea por los constantes bombaerdeos o por la situación que vive con la adquisición de los alimentos.

En los países chiítas, como Irán, y en Marruecos, comienza este martes.

Israelíes celebran día de Jerusalén

También, este lunes miles de israelíes, entre ellos muchos inmigrantes que viven en los territorios palestinos ocupados, desfilaron por las calles de Jerusalén y se concentraron en la ciudad vieja para celebrar el día de Jerusalén.

Los israelíes conmemoran la denominada reunificación de Jerusalén y los palestinos, entretanto, la ocupación de la parte este de la ciudad, que según la ley internacional le corresponde.

Cabe destacar, que este lunes de manera provocativa los israelíes se pasearon por el barrio musulmán de la ciudad vieja gritando: “El Templo se construirá, la mezquita (de Al Aqsa) se quemará” y “Mahoma está muerto”.

Algunos medios internacionales reseñaron que este año se esperaban más incidentes porque los palestinos musulmanes se preparaban para el inicio del Ramadán, pero finalmente, la violencia no se ha desbordado y la ciudad permaneció en calma.

Agencias

No olvides compartir en >>