La emotiva historia de José Guerrero, padre y madre a la vez (+Fotos)

La emotiva historia de José Guerrero, padre y madre a la vez (+Fotos)

José Guerrero cumple el rol de padre y madre desde hace 12 años. Foto: José López

Un padre por excelencia se caracteriza por ser un verdadero maestro, un consejero y guardián. Es el refugio de cada hijo. El locutor de Aventura 91.3 FM José Guerrero se ha destacado por desempeñar este rol de la manera más ejemplar.

Guerrero ha jugado un papel importante en el desarrollo de sus hijas Kathryn de 17 años y Valeria de 15, rol que ha llevado con gran entusiasmo y mayor compromiso por tener que asumir también el papel de madre, debido al fallecimiento de su esposa, Eliana Guerrero, quien fue víctima de un cáncer de seno.

José es productor, guionista, novelista y ensayista; sin embargo, asegura que lo más preciado en su vida, no se lo ha dado un título, sino convertirse en padre y a tiempo completo.

“Enviudé hace 12 años me quedé solo con mis dos hijas (…) mi esposa murió víctima de un cáncer de seno con tan solo 24 años cuando mi hijas tenían cinco y tres años. A través de ese acontecimiento en mi vida hice una promesa que iba a estar con mis hijas hasta el último día de mi vida, o hasta que Dios me dé el último respiro”.

La temprana partida de su esposa lo llevó, según confiesa, a un tiempo en el que no halló sentido en su vida. El difícil momento lo retrajo de su entorno por miedo a no saber cómo comenzar desde cero. En Dios recobró el camino.

«Dure cinco años sin saber para dónde ir ni por dónde comenzar, todo debido a la muerte de mi esposa. Sin embargo, tuve la ayuda de mi mamá y de mi suegra, quién también murió hace dos años a causa del cáncer. Además, mis hermanos, maestras y amigos de la iglesia igualmente me apoyaron, todos católicos catecúmenos y devotos de la virgen. Estoy agradecido con Dios por ayudarme a levantar y estar nuevamente al cuidado de mis hijas”.

Su “bendición de Dios”, como se refiere a Kathryn y Valeria, se convirtió en su motor para continuar y la comunicación una herramienta fundamental para sobrellevar su relación. “Hasta ahora somos una familia unida. Todo esto ha sido una bendición. Toda familia tiene sus problemas como cualquier otra, pero lo primordial entre nosotros ha sido la comunicación. He aprendido hablar claro y raspado; lo que es blanco  y lo que es negro a mis hijas”.

Muchos pretendientes consideran que un padre es sinónimo de miedo o de rechazo, pero considerando a José Guerrero equivale a un padre que rompe las reglas de restricciones, pues se considera un padre “chévere”.

“En Maracaibo los hombres son muy machistas y a veces ni siquiera quieren acercarse a la familia. Trato de entablar una relación de amistad con quienes cortejan a mis hijas, pero sobre todo soy padre y debo conocer quiénes son y sus intenciones. Cuando salen de casa, tanto a Kathryn como a Valeria, les hablo con mucha crudeza sobre las demandas de hoy;  lo que les puede pasar o no. Yo soy de los que me considero de la vieja escuela, el del proceso de enamorar, como yo hice con mi esposa”.

A pesar de los consejos que les da a sus hijas, José Guerrero considera que él no va a ser obstáculo para su desenvolvimiento en la sociedad y mucho menos para que alcancen sus metas, al contrario, las ayuda a entender el mundo en que vivimos.

¿Otro amor?

Desde que enviudó, José Guerrero sólo se esmera para el buen vivir de sus hijas a las que considera como “las niñas de sus ojos”, por lo que se aferra a amarlas y no dejarlas, a pesar de las oportunidades que le presenta la vida.

“Mis hijas son un radar. Ellas tienen un séptimo sentido, no un sexto como toda mujer, y cuando ven que una chica me está rondando, están con la cataleta: ‘¿Quién es?, ¿dónde la conociste?, ¿por qué te mira así?, ¡Es muy horrible! ¡Me cae mal!’,  todo ese tipo de comentarios, pero es natural que ocurra por celos y porque se sienten amenazadas de que le quiten a su héroe, como me dicen”.

Añade que, a pesar de eso, ignora las opiniones y considera que aunque actualmente no está en busca de nada y sólo se dedica a criar a sus hijas, no descarta la oportunidad de un nuevo amor en su vida.

IMG_8835Kathryn  y Valeria, sus grandes amores

La primogénita de Guerrero, Kathryn, describe a su padre como un hombre “grandioso” que está en las buenas y en las malas. “Él es mi todo, mi refugio, mi amigo y mi gran apoyo. Cuando me encuentro en una situación difícil siempre lo busco para contarle porque también es mi confidente; le digo cosas que ni siquiera le cuento Valeria”.

No todo es color de rosa en la familia Guerrero. Kathryn comenta las diferencias que tiene con su padre, “a veces me pongo malcriada y me sale un grito, pero él no es de regañarme o castigarme, al contrario él me ve fijamente a los ojos y listo. Sólo en ese momento comprendo que a él no le gusta mi actitud y me retracto”, dijo entre sonrisas.

Por su parte, Valeria narra cómo son los días con su padre y a su vez lo describe como ejemplar y cariñoso:

“Mis compañeras de clase me critican y me preguntan por qué siempre hablo de mi papá. Les respondo: Él es lo único que tengo en la vida, él es mi gran amor, él es mi héroe y mi todo. No tengo mejores amigas a quien contarles las cosas, yo le cuento todo a él desde que llego al colegio hasta que llego a la casa; él es mi padre y madre a la vez”.

También destacó el desempeño de su padre con los cuidados del hogar. “Desde niña y hasta el sol de hoy, mi papá me ayuda a limpiar mi cuarto. No le gusta que esté desordenado y por eso lo acomoda (…) él se ha convertido en un buen amo de casa, además cocina una pasta riquísima”, explica la menor.

Existen padres no pueden hacer valer su papel del papá perfecto, pero sin duda alguna que para  Kathryn  y Valeria le tocó la suerte de tener uno ejemplar.

“Todo este tiempo he aprendido que mis hijas no son mías, va a llegar un momento en el que se irán de mi lado y ojalá que pongan en práctica lo que les he enseñado (…) la verdadera educación comienza por los padres y en mi caso ha sido difícil porque he tenido que hacer el papel de papá y de mamá; lo hago con todo mi amor para que sean exitosas en la vida (…) y me gustaría verlas casadas”, dice el locutor zuliano.

En el transcurso de todo este tiempo, aún recuerda a Eliana, su esposa, con gran amor y afecto como desde el primer día que la conoció y compara su belleza con la de Julia Roberts. Se siente agradecido con ella por traer estas dos bendiciones a su vida.

Finalmente, ha hallado la forma de conjugar sus dos pasiones: su profesión como locutor y a sus pequeñas. Desde hace 4 meses abrió espacio en su programa radial Reality Show para que sus hijas dictasen consejos de belleza y vestimenta cada viernes. Es un momento que disfrutan como familia y además se convierte en el mecanismo más dinámico para desarrollar la comunicación, esa misma que ha ayudado a mantener a esta familia en sintonía.

10 Junio (2)

10 Junio (39)

IMG_8801

IMG_8825

IMG_8829

IMG_8833

Luis Rodríguez/Pasante

Fotos: José López

Noticia al Día

No olvides compartir en >>