Casi 12 horas de terror en Lagunillas por intenso tiroteo: Más de 100 funcionarios neutralizaron a "La Garza", "El Bebé" y "El Tommy" en El Danto (+ Fotos)

Casi 12 horas de terror en Lagunillas por intenso tiroteo: Más de 100 funcionarios neutralizaron a «La Garza», «El Bebé» y «El Tommy» en El Danto (+ Fotos)

"La Garza" con el revólver en la mano, y a su derecha "El Bebé", dos de los integrantes de la banda del "Chiche Pacheco" abatidos en Lagunillas.

«La Garza» con el revólver en la mano, y a su derecha «El Bebé», dos de los integrantes de la banda del «Chiche Pacheco» abatidos en Lagunillas.

Fue una guerra campal y sin precedentes la que se vivió la tarde noche de este viernes en el municipio Lagunillas de la Costa Oriental del Lago. Se necesitaron más de un centenar de funcionarios policiales para acabar con tres sujetos y una mujer que se enconchaban en una vivienda.

Lo vivido en la calle 3 con avenida Vargas del barrio Ciudad Urdaneta, en el sector El Danto de Lagunillas fue una muestra del control que mantienen algunas bandas delictivas en el estado, pero también de la efectividad con la que cuentan los organismos de seguridad para neutralizarlos.

Palabras como “vamos a guerrear hasta la muerte” y “de aquí nos sacan con los pies por delante”, fueron algunas de las que profesaron alias “El Bebé”, “La Garza”, “El Tommy” y su esposa, todos pertenecientes a la banda del “Chiche Pacheco”, durante el intenso tiroteo registrado en la casa de estos dos últimos, donde residían junto a su hija.

Desde casi las 3.00 de la tarde y hasta las 2.00 de la madrugada del sábado las balas resonaron en el sector, hasta que los funcionarios policiales lograron entrar a la vivienda, sin número, y lograron neutralizar a estos peligrosos delincuentes, de quienes se supo que mantenían en vilo a los habitantes de la zona.

Más de 100 funcionarios de la Policía Municipal de Lagunillas (Impol); de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (DIEP), y el Equipo de Respuesta Especial (ERE) del Cuerpo de Policías Bolivariana del estado Zulia (Cpbez), del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) adscritos a la subdelegación Ciudad Ojeda, Maracaibo, Cabimas y delegación Zulia; del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin); del Comando Nacional Antidrogas (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), participaron en este intenso tiroteo. Todos se apoyaron para darles de baja a estos peligrosos delincuentes.

Guerra campal

Todo comenzó cuando efectivos del ERE y Diep del Cpbez le dieron de baja en horas de la madrugada del viernes a Jhon Jairo Quintero, de 26 años, perteneciente a la banda delictiva de “El Chiche Pacheco” en la calle conocida como la Principal de Fondur.

Desde allí comenzaron las labores de inteligencia que dieron con el paradero de Ángel Manuel Acosta Barrios, de 20 años, alias “El Mello” y otro sujeto aún por identificar. En este procedimiento actuaron los funcionarios de Impol con los del Cpbez.

Así de destrozada quedó la vivienda de "El Tommy", que servía de guarida para integrantes de la banda del "Chiche Pacheco".

Así de destrozada quedó la vivienda de «El Tommy», que servía de guarida para integrantes de la banda del «Chiche Pacheco».

Estos sujetos fueron llevados al CDI del Danto, y desde allí prosiguieron con la búsqueda de otros sujetos pertenecientes a esta banda delictiva, dedicada al robo, sicariato, hurto, secuestros y extorsiones a comerciantes de la zona.

Posterior a ello un grupo de funcionarios de Impol atendieron un llamado donde indicaban la guarida de los miembros de esta banda. Se dirigieron al lugar y al llegar fueron recibidos a tiros por los “gariteros” o “cuidadores de la zona”. Allí cayeron dos sujetos que hasta ahora siguen sin identificar. Fueron llevados al CDI.

Minutos después se dirigieron a una vivienda donde fueron atendidos por una mujer, quien servía de señuelo a los delincuentes. La misma indicó que ella se encontraba sola con su hija, y cuando los funcionarios trataron de inspeccionar la vivienda comenzaron los disparos. Se replegaron y rodearon la casa, pero desde el interior les disparaban.

La mujer intentó salir de la vivienda y fue entonces cuando uno de los sujetos le disparó al único policía caído en este hecho, el oficial agregado Johan Antonio Mendoza Vargas, de 37 años, adscrito a la Comisión Motorizada con 11 años dentro de las filas de Impol. Murió desangrado porque fue imposible prestarle el apoyo.

Varios de sus compañeros y de otros organismos intentaron rescatarlo, pero resultaron heridos. Los mismos fueron identificados como Juan Molero, comisario del Cicpc, quien funge como Supervisor de Investigaciones de la subdelegación de Ciudad Ojeda, quien recibió un tiro en el intercostal derecho; Geomar Gil, funcionario de Impol que recibió un disparo en el hombro derecho con entrada y salida; Edwin Torrealba, funcionario de Impol que recibió un disparo en el hombro derecho; Henyerbet Núñez, oficial del Cpbez que recibió un disparo en la zona inguinal; y el Supervisor del Cpbez Alex Romero, quien recibió un tiro en la mano derecha. Todos se encuentran estables.

Hasta la muerte

“El Bebé”, “La Garza”, “El Tommy” y su esposa sabían a lo que se enfrentaban y por eso utilizaron todo el arsenal que tenían guardado en su guarida, para dispararle a los funcionarios, quienes tuvieron que evacuar las residencias contiguas y hacer boquetes en los bahareques para poder repeler el ataque.

Fueron casi doce horas de terror desde que llegaron a la calle 3 del barrio Ciudad Urdaneta. Los vecinos se escondieron en sus viviendas, muchos debajo de sus camas, y otros huyeron de la zona y regresaron la mañana de este sábado.

Algunos de ellos describieron a los abatidos como sujetos de alta peligrosidad que tenían los “guaramos” bien puestos para encarar, de la forma en que lo hicieron, a los organismos de seguridad del estado.

IMG_1662

La puerta de entrada a la vivienda

Los primeros en caer fueron “Tommy”, quien resultó herido cuando decidió entregar a su hija a las autoridades, y su esposa. Fueron arrastrados hasta el interior de la vivienda por “La Garza” y “El Bebé”, quienes fueron los últimos en morir.

Un vecino señaló que los familiares de estos sujetos llegaron a la zona, pero los funcionarios les impidieron el paso. Sin embargo mantuvieron comunicaciones con ellos, quienes constantemente se tomaban fotos y las actualizaban por el Whatsapp.

Al parecer solicitaron unos fiscales para su entrega, pero la negociación nunca se concretó, pues no cesaban de dispararles a los funcionarios policiales.

Todo terminó

La intensa batalla culminó cuando la vivienda comenzó a incendiarse producto de las balas que pegaron en las ventanas, paredes y puertas, puesto que habían lanzado bombas lacrimógenas y no habían desistido.

Se utilizó una tanqueta de la GNB para poder ingresar a la vivienda. Al entrar se escucharon varios disparos. “La Garza” y “El Bebé” cayeron muertos y a su lado se encontraban los cuerpos de “Tommy” y su esposa.

Tras las pesquisas que se realizaron durante la madrugada y la mañana de este sábado, se encontraron una pistola Glock calibre 9 milímetros; una pistola Browing calibre 3.80, una pistola Browing calibre 9 milímetros sin seriales; una sub ametralladora Ingram calibre 9 milímetros sin seriales; una granada de uso militar;  una pistola Glock calibre 9 milímetros provista de un cargador extra largo y selector de tiros; y una moto MD Haojin color roja.

En total fueron nueve los delincuentes de esta banda delictiva que fueron dados de baja por los organismos policiales en 24 horas.

IMG_1676

IMG_1688

IMG_1673

IMG_1664

IMG_1678

IMG_1679

IMG_1681

IMG_1672

IMG-20160625-WA0006_resized

IMG-20160625-WA0005_resized

IMG-20160625-WA0008_resized

IMG-20160625-WA0007

Fotos: David Moreno

Noticia al Día