Rousseff pedirá aplicar cláusula democrática

Rousseff pedirá aplicar cláusula democrática

 Una violación de la cláusula resulta en la suspensión de las reuniones y también puede llevar a que el país pierda sus beneficios comerciales.

Una violación de la cláusula resulta en la suspensión de las reuniones y también puede llevar a que el país pierda sus beneficios comerciales.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, denunció  que el juicio político en su contra es un “golpe de Estado” y agregó que apelaría al bloque Mercosur de países sudamericanos para que suspenda a Brasil si se rompe el proceso democrático.

El Mercosur tiene una cláusula democrática que puede ser activada cuando un gobierno electo es derrocado en cualquiera de sus Estados miembro, como ocurrió con Paraguay en el 2012.

Una violación de la cláusula resulta en la suspensión de las reuniones y también puede llevar a que el país pierda sus beneficios comerciales.

Los partidos políticos que integran el Senado brasileño anunciaron los nombres que integrarán a partir de mañana la Comisión Especial que analizará el pedido de apertura de un juicio político contra la presidenta Rousseff y cuya conformación quedó con una minoría del oficialismo.

La base que apoya a la Mandataria tenía derecho a cinco puestos y los partidos opositores a nueve. El Senado en pleno debe aprobará mañana la conformación.

Entretanto, el ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil Teori Zavascki resolvió ayer que la Procuraduría General de la República abra una investigación sobre la llamada superplanilla de Odebrecht, que relaciona pagos hechos a 316 políticos, de 24 partidos, que recibieron dineros de la empresa, informó Prensa Latina.

Ultimas Noticias/Agencias