Políticos de pecera (Jesús Castillo Molleda)

Políticos de pecera (Jesús Castillo Molleda)

Jesús Castillo Molleda

Jesús Castillo Molleda

La pecera la conocemos como depósitos de agua generalmente trasparentes acondicionados para tener peces, se caracteriza porque se puede observar todo lo que está en su interior. En analogía, así están los políticos, y es que, es bastante común escuchar de los dirigentes de los partidos políticos de la M.U.D que líderes de Un Nuevo Tiempo se fueron a Primero Justicia, que de Primero Justicia se fueron a Voluntad Popular, que de Voluntad Popular se fueron al Partido Progresista; al igual pasa en los partidos aliados al gobierno nacional en donde emigran líderes del Polo Patriótico al partido P.S.U.V, pero se escucha poco que líderes de Partidos de la M.U.D se pasen al P.S.U.V y líderes del P.S.U.V se pasen a partidos de la M.U.D, y quitarles militantes a partidos aliados es como pescar en una pecera en donde los peces están a la vista y sin tener a donde escapar.
Por su parte, muchos líderes políticos no quieren salir de sus zonas de confort, se la mantienen hablando con los mismos (en los sitios de siempre), de los mismos problemas, con lo cual, no tendrán la oportunidad de conquistar nuevos aliados, otros solo hacen política comunicacional en redes sociales y medios de comunicación, mientras que otros se las mantienen en la capital del país o en la capital de cada estado olvidando las regiones y municipios.
Durante las últimas sesiones de la Asamblea Nacional se ha notado la ausencia de diputados de la M.U.D. y del Oficialismo lo que representa un abandono a las responsabilidades asumidas al ser electos el pasado 6 de diciembre de 2015. Los últimos anuncios realizados por ministros sobre los servicios de electricidad, agua, distribución de alimentos y medicamentos confirman que el gobierno no ha tenido la capacidad de darle solución a los servicios más básicos, acompañados de la inseguridad e inflación.
Las noticias positivas han desaparecido y eso inquieta al ciudadano que no sabe cómo actuar, las ofertas políticas que se escuchan no son muy alentadoras a corto plazo lo que eleva el nivel de incertidumbre al futuro. Las esperanzas están perdiendo fuerzas a pesar de que la fe gana adeptos, las iglesias y templos están abarrotados de feligreses buscando orientación religiosa y piden a Dios que ocurra un milagro para lograr sobrevivir. El daño que se les está haciendo a los venezolanos por parte de la clase política que gobierna y que se le opone es incalculable. La incapacidad demostrada por ministros, gobernadores, alcaldes, concejales, legisladores, diputados es devastadora, mientras tanto, los santeros, brujos, adivinadores, lectores del tarot, cada día tienen más seguidores en búsqueda de respuestas y soluciones que no consiguen.
Por su parte, los indicadores económicos que presentan las operadoras de riesgo anuncian una caída fuerte del presupuesto familiar lo que agrava aún más la situación. Los políticos no están para exhibirse como si estuvieran en una pecera y andar pensando en proyectarse solos, como si estuvieran concursando en reality show, la anti política se encuentra presente en el 23% de los venezolanos encuestados, lo que representa una amenaza a los partidos políticos y líderes tradicionales que se están desgastando en hablar del problema sin presentar soluciones. La pecera puede caerse y romperse, y quien no esté preparado para respirar en momentos de poco oxigeno sin duda se van asfixiar.
Muchos se preguntan por qué el gobierno no rectifica, por qué la oposición no se pone de acuerdo, por qué las fuerzas armadas no le hacen un llamado al gobierno, por qué gobernadores y alcaldes están tan callados, por qué no hay un estallido social, por qué los bachaqueros y revendedores se multiplican, por qué hay más escasez, por qué los reales no alcanzan, por qué en Venezuela es tan difícil vivir; la repuesta está en que mientras la sociedad sea pasiva, tranquila, permisible, poca exigente, participe poco en movimientos políticos, sociales, condominios, asambleas, conversatorios, asociaciones civiles, sindicatos, entre otros mecanismos de participación, nada cambiará. Como lo dijo Marcela Dugón “Existen dos tipos de políticos los que pescan en peceras y los que se atreven a pescar en el mar”.

[email protected] @castillomolleda
S.H. Jesús Castillo Molleda (Profesor Universitario, Politólogo, emprendedor, Locutor)